fbpx

Tom Morello y cómo utilizar la música como salvavidas

El icónico guitarrista nos habla de su nuevo disco, de la inspiración que le dio Kanye West, de su gira pospuesta con Rage Against the Machine y de cómo levantar su guitarra y crear música lo salvó en un momento difícil
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Fotografías por Chucho Contreras

Tom Morello tenía planeado en 2020 uno de los años más ocupados en mucho tiempo. Una gira de reunión con rage Against the Machine, sesiones de grabación con diversos proyectos y muchas cosas más tuvieron que ser pospuestas indefinidamente cuando el mundo se detuvo. Para uno de los guitarristas que más lleva al límite su creatividad, esto significó un gran reto.

Desde que era adolescente, Morello ha trabajado a un ritmo imparable. ¿La ventaja? Tiene un estudio de grabación en su casa. ¿La desventaja? No sabe usarlo, siempre ha dependido de un ingeniero. El músico comenzaba a hundirse, así que tuvo que adaptarse a una situación sin precedentes para seguir siendo creativo y sobreponerse a las dificultades técnicas que el aislamiento presentaba.

Así fue como Morello usó la música como un salvavidas en un momento difícil y empezó a grabar la continuación de su álbum de 2019, The Atlas Underground Fire, en su celular. El músico trabajó a la distancia con artistas como Bruce Springsteen, Eddie Vedder, Damian Marley, Bring Me The Horizon y muchos más. Las canciones del álbum viajaron a Brasil, Palestina, Inglaterra y hasta los rincones más adversos del planeta, cuando Mike Posner grabó «Naraka» mientras escalaba el Monte Everest. Con The Atlas Underground Fire, Tom Morello llega con una lección de cómo colaborar en 2021.

El icónico guitarrista nos platicó de cómo fue adaptarse a la adversidad para crear estas canciones, de haber trabajado con Bruce Springsteen y Eddie Vedder en un cóver de ‘Highway To Hell’, de cómo lo inspiró Kanye West, de su gira de reunión con Rage Against the Machine y mucho más. Lee la conversación a continuación:

Sé que, ahora que el mundo paró, atravesaste una etapa difícil. ¿Cómo te sientes ahora? ¿qué tan importante ha sido la música durante este tiempo?

Este álbum The Atlas Underground Fire fue un salvavidas y un antidepresivo, al mismo tiempo. En marzo del 2020, luego de que el mundo se detuvo, ya no íbamos a tener shows en vivo o la conexión musical tradicional. Así que ya no podría hacer lo que vengo haciendo desde que tengo diecisiete años: tocar música. Fue estresante, pero luego leí un artículo en donde Kanye West cuenta que ha grabado algunos sonidos vocales y melodías en su celular que luego han sido la base para algunas de sus canciones más exitosas. Fue así como decidí comenzar a grabar mis riffs en la aplicación de voz de mi celular. Y en un momento me di cuenta de que podía comunicarme y conectarme con otros artistas y así podíamos crear una comunidad para seguir haciendo música. Y precisamente, el año en el que estuve solo, fue el año en donde más compañeros creativos tuve, y ese es el origen de The Atlas Underground Fire.

¿Por qué decidiste hacer una segunda parte de The Atlas Underground Fire? ¿cómo los conectaste? 

Sí, pues, como sabes durante la pandemia estuve trabajando con artistas como The Struts, K.Flay, Dynasty young of sticks y Pussy Riot. También terminé dos EP’s. Para mi subir al estudio era un salvavidas porque vivo con mis dos hijos, mi mamá que tiene 97 años y mi suegra que tienen 90 y mi esposa. Y entre evitar que los niños pierdan la cabeza y cuidar a las abuelitas necesitaba un momento para recordar que yo soy un ser creativo y hago música. Y al mirar la lista de artistas no dejo de sorprenderme por los vínculos globales que creamos. Mira, Bruce Springsteen estaba en Nueva jersey, Eddie Vedder estaba en Seattle, Bring Me The Horizon -los músicos estaban en el Reino Unido y el cantante estaba en Brasil-, Mike Posner estaba en algún punto del Monte Everest mientras grabábamos la canción. Bueno, Posner estaba en Nepal. Damien Marley estaba en Jamaica, Refused estaba en Suecia y Sama’ Abdulhadi was in Palestina. La experiencia de grabar este álbum fue de cierta manera muy claustrofóbica, pero de otra fue manera fue liberadora porque la música viajaba, literalmente, por el mundo. 

Es increíble, y sí, tienes varias colaboraciones geniales en este álbum. ¿Cómo escogiste a los colaboradores? ¿el acercamiento fue diferente al que usaste en The Atlas Underground?  

Verás, algunos artistas fueron sugerencias de mis amigos. Encontré otros colaboradores mientras exploraba plataformas de streaming y descubría artistas que no me eran conocidos. Algunas de las colaboraciones fueron con mis amigos como, por ejemplo, Bruce Springsteen o Eddie Vedder, o Damian Marley a quien conozco desde hace mucho tiempo. Hubo otros artistas como  Phantogram con quienes ya había trabajado antes.Con los nuevos, por decirlo así, me acerqué a ellos porque me gustaba su trabajo,

en el caso de Refused, quería trabajar con ellos porque me gusta su música y los sigo hace mucho tiempo o con  Sama’ Abdulhadi – ella es una joven DJ palestina- había leído reseñas de su trabajo y había escuchado algunas de sus mezclas. De hecho, mientras mezclábamos la canción Israel bombardeó Palestina y hubo días en los que no tenía contacto con ella para saber si estaba bien o si necesitaba algo-.

Así que entre Mike Posner -en algún lugar de Nepal-, Sama -escondida en un bunker-, Bruce Springsteen cantando sin temor en Nueva Jersey era todo muy difícil porque nunca había grabado algo así. Quiero decir, ¡estoy grabando mi música con mi celular y la estoy compartiendo al mundo en medio de una pandemia y turbulencias políticas en todo el mundo! Nunca ha existido un tiempo como este. 

Es increíble cómo esta pandemia, de cierta manera, te obligó a experimentar nuevas formas de grabar como por ejemplo usar las notas de voz para grabar y guardar los riffs en tu celular. ¿Cómo fue, desde un punto de vista técnico, adaptarte a esta situación tan rara?

Siempre he creído que uno puede ganar el partido con los jugadores que estén en la cancha. Y si en la cancha no tienes músicos o un estudio tienes que buscar otras opciones que sí estén en la cancha.  En mi caso, yo tenía un teléfono y me pregunté “¿qué puedo hacer con esto?”. Y descubrí que el sonido -cuya calidad fue sorpresivamente buena-también me ofrecía una liberación creativa para hacer música de una manera poco convencional. No hay espacio para segundas dudas. Eso me pasó con Harlem Hellfighter, la primera canción del álbum. 

Cada día subía al estudio y, si era un buen día, grababa cuatro o cinco riffs. Y mientras escuchaba la pista me preguntaba “¿con quién quiero trabajar?” y fue así que contacté al productor Jon Levine, a pesar de que nunca le he visto en persona. Lo llamé y le dije “Hola, soy Tom Morello. ¿cómo estás? ¿en qué estás trabajando?” Me animé y le envíe algunos de los riffs a lo que él me responde: “Hola, me gustaron el 1, el 2 y el 5” y yo solo pensé “Ok comencemos por ahí, vemos qué pasa con la pista y de ahí continuamos.”

Cada canción tuvo un proceso diferente. Por ejemplo, la canción de Chris Stapleton The War Inside se dió gracias a una videollamada en Zoom. Hablamos por dos horas y media, hablamos de todo: de nuestras vidas, de la locura de la pandemia, de lo que significaba ser padre, esposo, hijo y artista en esta época tan difícil y eso impactó el sentido y el significado de la canción.

El cóver de “Highway To Hell” es genial y es un hito histórico. ¿Cómo te sientes sabiendo que estás en un punto de tu carrera musical en donde tienes el poder para hacer que ese tipo de cosas pasen?

Highway to hell comenzó en un lugar mágico. Yo estaba de gira con THE E STREET BANDen el 2014. Estábamos tocando en Perth (Australia). Ya sabes, el hogar de Bon Scott, el cantante de AC/DC, y luego de que fui a su tumba a expresar mis respeto iba llegando al lobby del hotel y me encontré con Bruce entonces le pregunté: “¿Crees que exista una manera en la que AC/DC y The E Street Band puedan coincidir en algún punto de esta gira?” y el me dijo algo como tengo pensarlo. Luego de esa conversación empezamos a practicar Highway to Hell mientras hacíamos el chequeo musical. Y luego, mientras estábamos en Melbourne, cuando íbamos a tocar en un estadio con alrededor de ochenta mil personas y dentro de la audiencia estaba Eddie Vedder -que estaba haciendo un gira como solista-. Le dije a Bruce “Estamos en Australia, el reino de AC/DC, aquí Highway to Hell es el himno nacional extraoficial. ¿por qué no abrimos el show tocando Highway to Hell con Eddie Vedder?” Bruce dijo que sí y… bueno, fue exactamente como te lo imaginas. [risas]

Este álbum tiene muchos artistas de la nueva generación (Bring Me The Horizon, grandson, Phantogram y los otros) y yo quería tocar una canción con mis hermanos del rock. Y al recordar esa noche, con toda la energía y shock de momento, decidí que quería volver a hacerlo y por eso invité a los dos mejores voces del rock and roll -Eddie Vedder y Bruce Springsteen- a cantar una de las mejores canciones de rock and roll de la historia. 

Eso es grandioso. Desde tu comentario sobre Kanye West los medios e Internet dicen que Kanye West inspiró tu nuevo álbum, ¿hasta qué punto es esto cierto?

Sí, vi un titular sobre eso el otro día y no está del todo equivocado. Claro, la interpretación del título es diferente. Pero yo no sabía cómo seguir hacia adelante creando música y podría haberme quedado practicando acordes durante ese año, que también habría estado bien. Pero para mí la música no es solo expresión es también sobre la comunicación ¿sabes? Para mí no es solo escribir las canciones o las melodías, sino publicar las canciones y mantener una relación de -varias décadas en mi caso- con amigos, seguidores y colegas en todo el mundo. No importa si diez personas o cien millones de personas escuchan tu música lo que importa es esa conexión, ese vaivén. Eso es algo que está en mi ADN y no puedo dejar de hacer. Así que, sí, Kanye abrió esa puerta para mí en un momento en donde no habría encontrado la manera para hacerlo. 

Gracias, Kanye.

Gracias, Kanye.

Han pasado tres años desde que sacaste la primera parte de The Atlas Underground ¿Cuál crees que tu mayor cambio como músico?

Una de las formas en las que he cambiado es haber vivido esta pandemia. Para que la música sea irresistible debe ser auténtica. Con este álbum no podía fingir que lo que estaba ocurriendo en el mundo -la ansiedad y el miedo- no existían. Ahora, en términos musicales el primer cambio fue la manera en la que hicimos este álbum: yo dirigí las guitarras de este álbum presionando un botón rojo mientras estaba sentado en una silla en mi casa. ¿puedes creerlo? Creo que lo que más cambió la manera en la que hago música fue tener la confianza y la osadía de salir de mi zona de confort, no solo con la guitarra. También con la lírica. 

La mayoría de mis canciones tienen un componente político que se mantiene en este álbum como por ejemplo: Hold The Line, Naraka y The Achilles List . Pero también hay canciones que tratan la incertidumbre y no saber qué diablos hacer en esta situación. La canción con Chris Stapleson The War Inside es sobre las presiones externas que tenemos pero también trata sobre la batalla interna que tenemos y parece vamos a perder cada día, ¿sabes? O la otra cara de la moneda, con Let’s Get The Party Started, la canción con Bring Me The Horizon, y aquí la pregunta era ¿qué vas a hacer cuando estés confrontado con tanta presión ¡puedes caer en depresión o puedes perder la cabeza de fiesta en fiesta hasta no dar más?. Y mi intención con estas mezclas era permitir que el álbum fuera auténtico para quienes lo escucharan.   

Me gusta que trabajas con algunos de los grandes nombres en la industria y también con artistas más recientes con proyectos diferentes. ¿qué tan importante es para ti abrirle paso a estos nuevos proyectos y músicos?

En mi caso la idea no es “Hola, quiero ayudarte”, yo trabajo con artistas que hagan cosas que me gusten. Los artistas no deben pasar por una prueba de fuego para que trabajemos juntos. Yo busco artistas que me encanten y con quienes crea que podemos hacer algo retador, fascinante y, sí, genial. Eso es todo. 

Phem es una artista joven, es muy cool y me encanta su estilo y su música, así que le envié unas pistas y terminamos escribiendo Night Witches. Night Witches [Las Brujas de la Noche] eran mujeres piloto que durante la segunda guerra mundial, volaban en planeadores y bombardeaban a los Nazis. Ellas recibieron ese nombre porque al acercarse a su objetivo los planeadores hacían un sonido similar al de las escobas de las brujas y estas mujeres se apropiaron del nombre. La canción a primera vista se escucha romántica pero en realidad trata sobre una ruptura y el motivo detrás es que es probable que ella nunca vuelva porque es un Bruja de la Noche y se va a bombardear las guaridas Nazis. Nunca había tenido una experiencia similar, y la tuve precisamente porque trabajé con Phem, esa artista joven que viene con una propuesta diferente. 

Claro. ¿Hubo alguna canción que haya sido particularmente difícil de producir? ¿lírica o musicalmente?

Quizá la más difícil fue  Let’s Get The Party Started con Bring Me The Horizon. Quizá no es la más difícil per sé pero si fue una de las más largas de grabar porque la banda estaba en diferentes lugares del mundo: Oliver estaba en Brasil y el resto de los músicos estaban en el Reino Unido. Entonces con frecuencia nos encontrábamos en un vaivén de pistas y lírica que de haber estado en un mismo lugar lo habríamos solucionado en 25 minutos ¿sabes? 

O a veces debíamos cortar la comunicación a la mitad porque debía llevar a las abuelas al médico o había otro que necesitaba salir a hacer una diligencias. Casi siempre ocurría algo que debíamos solucionar mientras organizamos esta canción. Pero al final del día, esta es una de mis canciones favoritas del álbum.

Además, me encanta el estilo pesado que tiene Bring Me The Horizon y aunque había imaginado cómo podrían sonar mis riffs junto a ellos… Esto superó mis expectativas. 

Has sido uno de los artistas que más ha sabido evolucionar el sonido de la guitarra eléctrica, ¿conoces a otros artistas que estén haciendo cosas interesantes?

Recientemente, Matt Bellamy de Muse ha hecho cosas interesantes al igual que Jack White. Pero si me preguntas sobre algo más reciente no conozco nada, pero eso no quiere decir que no haya proyectos en el tintero. Mi hijo de 10 años es muy buen guitarrista y le gusta probar cosas, quién sabe, quizá la próxima generación vive bajo mi propio techo.

Tengo curiosidad, ¿qué es lo que más estabas esperando y que la pandemia haya pospuesto o cancelado?

Esperaba con ansias volver a hacer una gira con Rage Against The Machine. Era la primera gira en diez años y faltando quince días para comenzar el mundo se detuvo y la tuvimos que posponer. Ojalá que cuando todo vuelva a ser seguro para los artistas, los fans, productores y demás podamos comenzar la gira.

Escucha The Atlas Underground Fire: