Superlitio: 10 canciones que definieron nuestro sonido

por PEDRO ROVETTO | 22 Mar de 2019


Posteado el 22 Mar de 2019 - 11:45 AM



Nuestra banda lleva un buen tiempo tocando y haciendo música, ya son más de 20 años. En estas dos décadas hemos sacado (a la luz pública), aproximadamente unas 100 canciones. Con mucha frecuencia los amigos cercanos, músicos, fans y gente de medios me pregunta cuál es mi canción favorita de Superlitio, y esa es una pregunta muy compleja; quizás no sea fácil entender que todas esas canciones son mis favoritas. Para mí personalmente, y seguramente para toda la banda, cada canción y cada disco representa un momento en la historia de nuestro crecimiento y viaje musical. De la misma manera que a cualquiera de ustedes se les puede hacer difícil responder una pregunta sobre cuál ha sido el mejor año de sus vidas. Es un pregunta complicada porque cada instante está entrelazado con otros, y lo mismo pasa con las canciones.

Si nosotros no hacemos una canción como Volumen 7 en nuestro primer álbum, canciones como Champetrónica -con sus elementos de música disco o electrónica-, no existirían. En ese orden de ideas, creería que la mejor y más justa pregunta, no es cuál es mi canción favorita de Superlitio, si no cuáles son las canciones que han marcado y definido el sonido de la banda, por eso acá va esa lista:

1. Carnavalito

Marciana

1997

Una canción que pasó por todas las alineaciones de banda que tuvimos. Siempre nos marcó el norte de la experimentación para probar nuevas formas y sonidos, mezclando ritmos y estilos musicales diversos. Siempre la tocábamos bajo el nombre de Archivos X, haciendo referencia a la serie de televisión. Y luego nos enseñó mucho sobre el tema de derechos de autor, gracias a la serie de televisión Francisco el Matemático. Su aporte musical se siente hoy en día muchas canciones que buscan crear un ambiente sonoro misterioso y cautivador.

2. Filipo

El sonido mostaza

1999

El poder de una sola nota y la combinación de máquinas y banda. Junto a otras canciones nos llevó a experimentar con programaciones y secuencias, como lo hacen Depeche Mode, Nine Inch Nails y una cantidad de bandas electrónicas que nos encantan. Nos mostró el poder de la descarga en vivo. Por años fue el tema más pesado que tocamos en festivales como Rock al Parque. Además de su fuerza, tenía un groove tremendo. Juntaba muchas influencias que teníamos, desde Molotov y los Beastie Boys hasta Led Zeppelin y Hendrix, pero también tenía nuestro sabor caleño y rockero. Filipo hacía referencia por nombre a un perro de Alejandro (guitarra), y por eso la letra habla de la policía, de pasear el perro y fumar… Ustedes ya se imaginan la escena.

3. Chabetiza

Demorado (Demos)

2000

Esta versión es casi idéntica a la que editamos en el álbum Tripping Tropicana. Por un tiempo se llamó La Calle Rosa. En todo caso, lo mejor de la canción es que por primera vez mezclábamos de una manera muy original, elementos latinos, electrónicos del rock y el hip hop. La versión del demo tenía un vibe especial, que por suerte pudimos recuperar en la versión del Tripping. Nos mostraba un poco el camino a seguir musicalmente.

4. Qué vo’ hacer

Tripping Tropicana

2004

Si Chabetiza fue el inicio del camino, con Qué vo’ hacer claramente llegamos a encontrar el sonido que buscábamos como banda de rock. Qué vo’ hacer se armó en Los Ángeles en la sala de una casa donde nos quedamos mientras estábamos de gira. La canción nos enseñaba el poder de mezclar elementos del rock con el sonido latinoamericano, en particular la cumbia. Además fue la canción que nos abrió la puerta comercialmente a emisoras de radio y canales como MTV, nos sacó un poco del underground y nos llevó al escenario más mainstream del rock latinoamericano.

5. No sé si volverá

Tripping Tropicana

2004

Esta es quizás –junto a Te lastimé– la canción más icónica de la banda. Se grabó de manera acústica como tema para el cierre de Tripping Tropicana, y que, curiosamente, nunca tuvo ningún tipo de difusión radial o comercial, pero se ha vuelto un hit para la banda simplemente por ser una gran canción. Nos mostró el poder de una buena letra y de las posibilidades de que la gente descubra las cosas de una forma natural.

6. Perro come perro

Calidosound

2009

Perro come perro es muy importante por muchas razones, pero quizás la más importante es habernos salvado de una posible separación. Para el momento en que Carlos Moreno nos pidió la canción para su película, la banda se encontraba bastante disgregada y en medio de proyectos personales. Creo que sirvió para unirnos y recordarnos lo divertido que era hacer música juntos, y lo mejor es que se hizo con una canción que reflejaba toda una realidad.

7. Colmillos

Nocturna

2014

Rock en métricas de tres. El poder del tres en la música es tremendo, sobre todo mezclado con la fuerza, distorsión y frenetismo del rock. Mientras una buena parte del rock & roll se ciñe cómodamente al 4/4, esta canción entra pateando y pogueando para romper ese estigma. Siempre hemos sido rockeros y amantes de un buen tema fuerte de rock & roll. Esta es quizás nuestra versión más sofisticada de ese espíritu.

8. Viernes otra vez

Sultana: Manual psicodélico del ritmo Vol1.

2009

Una hermosa canción que mezcla un bolero con música electrónica, dos géneros considerablemente opuestos, y además dura casi ocho minutos. De Viernes otra vez aprendimos que nunca debemos asumir que conocemos perfectamente a nuestro público, y más aún, que la gente no quiere oír la misma fórmula una y otra vez. Encontramos una canción que desafía todos los clichés comerciales desde su sonido y su video, y descubrimos que el público espera que toquemos su fibra emotiva más profunda.

9. Te lastimé

Calidosound

2009

EL HIT. Es la canción que amplió realmente nuestra audiencia. Nos enseñó que la música latina y caribeña, mezclada con el pop, le encanta a una cantidad enorme de personas, más allá de si son rockeros o no. Nos dio el añorado status de “esos manes son los de X canción”; ese punto en el que la canción es más famosa que la banda. La mejor lección de Te lastimé es que uno siempre debe tomar riesgos y estar dispuesto a que su música la escuche gente por fuera del circulo inmediato.

10. Camagüey ft. Vicente García

Sultana: Manual psicodélico del ritmo Vol2.

2017

Camagüey es importante porque nos acercó a la colaboración musical con otros músicos. Normalmente todo es compuesto y creado entre los cuatro miembros de la banda. Con Camagüey por primera vez nos sentamos con un músico externo a la banda, Vicente García, y dejamos que él con su feeling y talento nos mostrara posibilidades que no habíamos contemplado para la canción. La colaboración sin compromiso y por amor a la música siempre lleva las canciones a lugares mágicos.


Deja tu opinión sobre el articulo: