Advertisement

El Chapo fue sentenciado a cadena perpetua

El narcotraficante mexicano fue culpado por 10 cargos criminales

POR NOAH HUROWITZ | 18 Jul de 2019

<p><span>El Chapo ha estado bajo la custodia del gobierno de Estados Unidos desde 2017. </span><b>AP/Shutterstock</b></p>

El Chapo ha estado bajo la custodia del gobierno de Estados Unidos desde 2017. AP/Shutterstock


Joaquín Guzmán Loera, el narcotraficante mexicano mejor conocido como El Chapo, fue condenado a cadena perpetua el pasado miércoles.

La severidad de los crímenes condenó a Loera a una sentencia de por vida. Pero, como todo proceso y caso contra El Chapo, fue un completo espectáculo. Los periodistas comenzaron a hacer fila en la corte federal de Brooklyn 12 horas antes de que comenzara la audiencia.

Habían pasado cinco meses desde la última vez que se vio a Guzmán en público, cuando pasó cuatro días de la semana escuchando testimonios. Cuando entró a la sala, con su típico bigote y un traje gris, se veía nervioso mientras saludaba a su esposa, Emma Coronel.

Las horas de espera valieron la pena cuando el abogado defensor Jeffrey Lichtman anunció que Guzmán hablaría, y hubo emoción en el público cuando se paró a leer su declaración. La sala estaba en silencio absoluto cuando el capo de la droga, conocido por sus escapes de las prisiones mexicanas, habló en público por primera vez desde la entrevista de Sean Penn en 2015 para ROLLING STONE. Con una voz carrasposa, El Chapo le agradeció a su familia por el apoyo y condenó al gobierno por lo que él mismo describió como un juicio falso.

“Como el gobierno me enviará a una prisión donde mi nombre nunca más será escuchado, aprovecho esta oportunidad para decir que aquí no hubo justicia”, declaró. Además, el líder del cartel de Sinaloa criticó las restricciones impuestas en su detención en Manhattan. “Me han forzado a tomar agua insalubre, me negaron el acceso al aire y a la luz del sol. Ha sido una tortura psicológica y emocional las 24 horas del día. Fue la situación más inhumana que he vivido”.

La fiscal Andrea Goldbarg acusó la declaración de El Chapo como interesada y egoísta, y que no parecía tener ninguna intención de arrepentirse por sus crímenes. “No demostró ni una pizca de arrepentimiento. Habló sobre la falta de respeto a la dignidad humana, pero este acusado no tiene respeto por la dignidad humana”.

El juicio habría podido terminar en febrero, pero gracias a su incansable talento de protagonizar titulares, el Chapo se las ingenió para mantenerse en las noticias con diferentes revelaciones. Gran parte del juicio fue llevado con discreción, mientras los abogados buscaban suprimir información que pudiera afectar el dictamen final, pero unos días después de que ambas partes declararan, se revelaron una serie de archivos. Entre ellos, acusaciones contra El Chapo sobre haber violado niñas de 14 años, haber contratado un doctor para revivir una víctima y seguir torturándola y otros testimonios violentos.

El juicio terminó con un veredicto que lo culpó de 10 cargos criminales, gracias a las denuncias y los testimonios de 14 personas que habrían trabajado con el narcotraficante en sus 30 años de carrera. Los testigos incluían a Juan Carlos Ramírez Abadía, un colombiano del cartel del Valle del Cauca que admitió haber ordenado la muerte de por lo menos 150 personas; a Alexander Cifuentes, otro narco colombiano obsesionado con los ovnis que pasó varios años viviendo con El Chapo; y a Isaías Valdéz Ríos, un exsoldado de las fuerzas especiales de México que trabajaba como guardaespaldas del capo.

Un dibujo del juicio, cuando Joaquín “El Chapo” Guzmán saludó a su esposa, Emma Coronel. Elizabeth Williams/AP/Shutterstock
Un dibujo del juicio, cuando Joaquín “El Chapo” Guzmán saludó a su esposa, Emma Coronel. Elizabeth Williams/AP/Shutterstock


Al final, el juez Brian Cogan no pareció conmoverse con las últimas palabras de El Chapo. Aunque la cadena perpetua a la que lo condenaron fue la sentencia mínima, el juez se demoró un poco leyendo su decisión: prisión de por vida más 30 años.

Unos momentos después de que Cogan se fuera de la sala, Guzmán se volteó para mirar a su esposa, la saludó, puso su mano sobre su corazón y le mandó un beso, justo antes de salir escoltado por el Cuerpo Policial de Estados Unidos.

RELACIONADOS

El Chapo fue sentenciado a cadena perpetua
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo:



Advertisement