Advertisement

El extraño mundo de Mac DeMarco

Un vistazo a la nueva aventura surrealista del héroe canadiense del folk rock

POR SIMON VOZICK-LEVINSON | 17 Jul de 2019

<p>En Coachella en abril. Amy Harrys</p>

En Coachella en abril. Amy Harrys


Mac DeMarco está en su casa de Los Ángeles, jugando videojuegos en el sofá. “No sé qué está pasando, pero, ¡hagámoslo!”, dice. Esta puede ser la manera más característica del cantante para comenzar una conversación. Sus canciones folk rock junto a su retorcido sentido del humor han hecho del cantautor canadiense una estrella muy particular. Desde su aparición en 2014, se ha convertido en una atracción en vivo con cientos de millones de reproducciones en Spotify, a pesar de no estar interesado en la música contemporánea.

En su cuarto LP, Here Comes the Cowboy, DeMarco se vuelve aún más raro. La canción del título comienza con una guitarra gangosa y una frase similar a un mantra, que salió cuando el cantante estaba molestando en su garaje el año pasado. “Estaba confundido y agotado”, recuerda Mac, de 29 años. “Pero tiene un magnetismo extraño”.

FOTOGRAFÍA POR Yana Yatsuk
FOTOGRAFÍA POR Yana Yatsuk


Grabó el álbum en ese mismo garaje en enero, trabajando hasta altas horas de la noche, casi completamente solo. “Es mi momento de tranquilidad”, dice. “Y es curioso, porque ‘mi momento de tranquilidad’ se convierte en el ‘momento de todos’ cuando le muestro a alguien las canciones”. Here Comes the Cowboy tiene algunas canciones de soledad, como el sencillo principal Nobody, y algunas más tontas, como Choo Choo, que tienen frases sin sentido encima de un groove funky inspirado en Sly Stone. Las imágenes del Viejo Oeste son elementos en común, que crean un mundo de ensueño con vaqueros, vaqueras, vacas y perritos.

DeMarco no es muy fan del country, y creció odiando a los tipos que usaban sombrero de vaquero en su ciudad natal. “Eran los que me querían golpear en el bachillerato”, dice el cantante. Explica que el tema del Viejo Oeste del disco es como una fantasía de escape para el mundo moderno. “Es divertido pensar en este personaje que va a la taberna y monta a caballo. Afuera se encuentra la paz, solo tengo que averiguar cómo ubicarla”, comenta.

DATOS CURIOSOS

Ciudad natal

Edmonton, Alberta

Gustos actuales

“Música japonesa de los 60 y 70, y los Beatles”.

Top Gear

El garaje de DeMarco está lleno de micrófonos vintage. “¿Cómo consiguió Steve Miller ese sonido de batería en Fly Like an Eagle?”, se pregunta.

RELACIONADOS

Escucha Nobody, el primer sencillo del próximo álbum de Mac DeMarco
Vér
El extraño mundo de Mac DeMarco
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo:



Advertisement