Advertisement

Farah y Cabal, los más grandes

La dupla colombiana, ganadora del Wimbledon y No. 1 del ranking ATP, rememora su campeonato de Grand Slam y cómo superaron los imposibles que se encontraron en el camino

POR DAVID VALDÉS | 18 Jul de 2019

<p><span>“</span><span>Los retos siguen siendo salir a la cancha y ganar los torneos. Un sueño por cumplir es ganar una medalla olímpica en Tokio 2020</span><span>”</span><span>, confesó Robert Farah en la última rueda de prensa. Cortesía de Colsanitas. </span></p>

Los retos siguen siendo salir a la cancha y ganar los torneos. Un sueño por cumplir es ganar una medalla olímpica en Tokio 2020, confesó Robert Farah en la última rueda de prensa. Cortesía de Colsanitas.


Miel y chontaduro. Ese era el premio para Robert Farah y Juan Sebastián Cabal en 1999 después de jugar tenis en el Club Tequendama de Cali. Tras rematar docenas de pelotas, correr de lado a lado en una cancha en polvo de ladrillo y cargar una raqueta casi más grande que ellos, disfrutaban aquella merienda como si fuera su mayor anhelo. Esos pequeños detalles que les sacaban una sonrisa de oreja a oreja a los niños de 12 años.

Hoy, a sus treintas, el porqué de sus alegrías cambió, pero sus sonrisas siguen siendo las mismas. La felicidad trascendió y se engrandeció con el tiempo, y el último mes seguramente ha sido el más feliz e inesperado de sus vidas. Sonríen porque son la mejor pareja de tenis del mundo. Sonríen porque se coronaron campeones de Wimbledon, el Grand Slam más preciado. Sonríen porque siguen siendo los mejores amigos, hermanos de vida. Sonríen porque escalaron hasta la cima y clavaron la bandera de Colombia en la grama de Londres. Y es obvio que no se cambian por absolutamente nadie en el mundo.

La batalla final frente a la pareja francesa Nicolas Mahut y Édouard Roger-Vasselin duró casi cinco horas. Una guerra de tie breaks que parecía interminable, pero que al final Farah sentenció con una volea cruzada. Ambos se desplomaron en la cancha principal de Wimbledon sin poder creer su hazaña: el mayor logro en la historia del tenis colombiano.

Tras la inmensa bienvenida que recibieron en su llegada a Colombia, no pudieron evitar las lágrimas recordando su camino. Rompieron en llanto rememorando aquel tormentoso 2005, cuando a Cabal le dijeron que no podría volver a jugar tenis profesional por una rotura de ligamento cruzado. Y Farah, ese mismo año, aceptó una beca en Estados Unidos para estudiar economía porque sentía molestias en una de sus muñecas. Por unos meses, parecía que la dupla decantaría sus esfuerzos por otro camino. Afortunadamente, no fue así.

La dupla demostró en su primera rueda de prensa en nuestro país que todavía tiene sueños por cumplir. Por eso, recopilamos las frases más aplaudidas y celebradas de la ceremonia. Aquí están, Farah y Cabal, en sus propias palabras.

- “Los retos siguen siendo salir a la cancha y ganar los torneos. Un sueño por cumplir es ganar una medalla olímpica en Tokio 2020”. R. Farah

- “No sé si seamos héroes o leyendas. Simplemente somos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, dos humanos, dos personas normales, que luchamos día a día por nuestros sueños. Si los niños nos buscan como ejemplo, los vamos a recibir con los brazos abiertos”. J. S. Cabal

- “Espero que nuestro título no se olvide nunca, porque estará ahí para siempre. Quedaron nuestros nombres en Wimbledon. Farah y Cabal, como cada nombre tallado desde 1877”. R. Farah

- “Puedes jugar como Federer y tener el físico de Nadal, pero si no te convences o crees que vas a ganar, pierdes en primera. Así de fácil. Lo mental es absolutamente todo. Si no crees que puedes levantar ese match point o esa adversidad, no tienes nada”. J. S. Cabal

- “Yo no creo que seamos malos en sencillos. Alcanzamos a estar 160 en el ranking. Es decir, había solo 159 personas en el mundo mejores que nosotros. Y bueno, cuatro extraterrestres: Federer, Nadal, Murray y Djokovic [risas]”. R. Farah

Farah y Cabal se desplomaron en la grama de Wimbledon tras el match point, un momento sublime. Cortesía de Wimbledon.
Farah y Cabal se desplomaron en la grama de Wimbledon tras el match point, un momento sublime. Cortesía de Wimbledon.


- “Siempre debes pensar qué tanto lo quieres y qué tanto sacrificarías por alcanzar tus metas. La gente vio la final, pero no se dio cuenta de que todo el torneo fue intenso. Jugamos 17 sets en solo seis días. Estoy orgulloso por esa segunda semana en Wimbledon”. J. S. Cabal

- “Si hay una mano, una ayuda, para formar más niños, pues habrá más oportunidades en el tenis a futuro. Lo que hace Colsanitas no es fácil. Coger a alguien con sueños, que no es nadie todavía, y creerle. Ahí es donde se necesita el verdadero apoyo. Cuando el pelao tiene 12 años, no tiene plata para viajar o un equipo de trabajo para su crecimiento personal y deportivo. Es una apuesta a largo plazo y lo podrían hacer las empresas privadas o el Estado con sus recursos. Después de la salud y la educación, el deporte va de tercer o cuarto puesto para formar una sociedad echada para adelante. Eso será una bola de nieve, cada vez más grande, y será beneficioso y lindo para todo el país”. R. Farah

- “Hace 15 años me decían que no podía volver a jugar tenis y ahora estoy aquí, con este trofeo y todos ustedes. Tengo mucha alegría. Ernesto Martínez [el ortopedista que lo operó y lo acompañó en su recuperación], hiciste que hoy yo estuviera aquí presente, de verdad”. J. S. Cabal

RELACIONADOS

Farah y Cabal, los más grandes 
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo:



Advertisement