Fuera de cuadro

Cinco cintas inolvidables de 2018 invisibles para los Óscar

POR ROLLING STONE | 22 Feb de 2019


Hay que darles una oportunidad, o forzarnos a dársela, porque si bien el Óscar representa una industria, no habla por la totalidad de las fuerzas que empujan el arte hacia los confines insospechados de donde surgirán los próximos legitimadores del negocio este del cine. Y bueno, hay peliculitas raras, enfermas, anómalas que uno puede premiar con dos horas de su preciado tiempo, dos horas y algo más si toca rebuscárselas en aguas piratas o intercambiando mercancías con compinches.

En realidad, nunca estuviste aquí

¿Ni una mujer nominada a mejor dirección? ¿En 2018? ¿Qué les pasa a esos muchachos de la Academia? Si no pagan anuncios en Variety y no hacen costosas campañas de relaciones públicas para convencer a todos de su excelencia, entonces las cosas no existen. Mal, señores y señoras de la Academia, ustedes están locos. Lynne Ramsay merece revancha, merece que toda su obra anterior sea apreciada y revisada a la luz de You Were Never Really Here. Para nosotros, su dirección de Joaquin Phoenix en este acercamiento a un asesino perturbado es maravillosa, nos gustaría pintarla de dorado si eso garantizara alejarla del olvido.

Mid 90s

Señor director, ¿era usted el gordito de SuperBad? Caramba. Sin palabras. Esta cinta te arrastra, fluye generosa, sin pretensiones. Rememorando esos días en los que todo fluía, sin pretensiones; sobre una tabla, con los parceros. Tiempos maravillosos convertidos en maravilla cinematográfica, un uso del lenguaje cinematográfico superior a la media de las producciones estadounidenses y, a la vez, con un poderoso acento local.

Clímax

Chispum endemoniado, bebedizo desinhibido, destilado de un solvente Gaspar Noé, un tipo con la sabiduría suficiente como para ser testigo de la fiesta, filmarla y convertirla en un estudio del miedo, del ritmo y del desplazamiento en el espacio.

Lázaro feliz

Si tiene dos horas para escuchar los mismos discursos de todos los años, escuchar los comentarios sobre los mejor vestidos y los chistes pendejos de los presentadores entonces replantéese y saque esas dos horas para ver a este pelado; inocente, santo, atembao. En una historia que rompe el molde, sorprende, conmueve y entretiene. Sin dar cantaleta nos queda por ahí metida, en los confines de lo humano. Lázaro feliz es una maravilla e incluso está en una de las plataformas de streaming favorita, para esos que tienen pánico a salir de la casita.

The WildBoys

El Óscar a la mejor aventura homoerótica con visos de terror y aventura autoral es para estos muchachos malos dirigidos por Bertrand Mandico (quien también la escribió). Debería llegar a manos de este cine salvaje y trascendental, necesario y perturbador. Un cine que difícilmente puede categorizarse, y por lo tanto, poner en el marco de una competencia.

RELACIONADOS

Las 9 mejores películas para ver en mayo: Alien: Covenant, Piratas del Caribe, entre otras
Vér
Temporada de vacaciones
Vér
Lo mejor de 2018 hasta el momento
Vér
Fuera de cuadro
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: