Advertisement

Game of Thrones en palabras de sus protagonistas

Hablamos con algunos de los personajes más importantes de la serie sobre la última temporada y su experiencia en el set

POR ROLLING STONE | 15 Mar de 2019

<p>El invierna está muy cerca.</p>

El invierna está muy cerca.


Cuando Game of Thrones se estrenó en 2011, ni los actores, ni George R.R. Martin (autor de los libros), ni los creadores de la serie imaginaron que se convertiría en un fenómeno que terminaría partiendo la historia de la televisión. Desde entonces, han pasado ocho largos años. Los seguidores que comenzaron a verla en el colegio, cuando eran adolescentes, ahora están trabajando. Los que eran niños y la veían, seguramente, a escondidas de sus papás, ya están acabando la universidad.

Game of Thrones ha acompañado a miles de personas por casi una década, precisamente, en los años en los que el mundo se ha conectado, cada vez más, a través de redes sociales. El impacto global de la serie y de su última temporada será algo que no se ha visto antes. ROLLING STONE habló con algunos de los personajes más importantes sobre la relevancia del programa en sus carreras, las historias que han tenido y cómo es despedirse de este fenómeno. Y cuidado, porque el invierno se acerca y hay spoilers por doquier.

Emilia Clarke (Daenerys Targaryen)

Hay tantos personajes en Game of Thrones, que hablar de un protagonista es complicado. El que creíamos que iba a liderar la serie en un principio, terminó descabezado al final de la primera temporada. Pero Daenerys Targaryen puede ser una de las figuras con más peso en todo el show. Alrededor de ella giran un montón de cosas que han dado de qué hablar en estos ocho años.

Danny ha tenido un cambio impresionante desde que la conocimos como la última Targaryen. Comenzó como una mujer tierna, perdida y débil, pero después pasó a ser Khaleesi cuando se casó con Khal Drogo. Con la muerte del líder dothraki, su cambio es más evidente. Convence a una buena parte del ejército de su marido que se quede a su lado para que, juntos, recuperen el trono de Westeros. Ahí inicia un nuevo y largo viaje.

Se convierte en la Madre de Dragones y aprende a domarlos; convence a los Inmaculados de unirse a su lucha, libera al pueblo de Yunkai y se toma Meereen, donde comprende que no es fácil tener el poder; se embarca a Westeros en una alianza con Yara Greyjoy y, al llegar, conoce a Jon Snow, se juntan, se acuestan; destruye el ejército Lannister; y ve morir a uno de sus dragones a manos del Rey de la Noche. Al final de la séptima temporada navega hacia al Norte con Jon, directo hacia la gran guerra.

Hannah Murray (Gilly)

Para ser Game of Thrones, la historia de Gilly es bastante fuerte. Es uno de los primeros personajes que conocemos que vive más allá del Muro, cuando Jon Snow, Sam y el resto de la Guardia de la Noche llegan a donde Craster, un viejo enfermo que se casa con sus hijas y tiene más niñas con ellas. Si alguna tiene a un varón, lo sacrifican a los Caminantes Blancos.

Cuando Samwell regresa, Gilly acaba de tener un hijo. Juntos huyen hacia el Muro y en el camino su relación se fortalece. Cuando llegan a Castle Black, ella decide llamar Sam a su hijo, en honor al hombre que los rescató. En el Muro, Gilly trabaja en la cocina, después se va con el pequeño Sam a un pueblo de mala muerte, donde duerme en un burdel que es atacado por Salvajes.

La relación de Sam y Gilly evoluciona con el paso del tiempo. Él pierde su virginidad y ella aprende a leer. Cuando Sam decide estudiar para ser Maester, pasan por Horn Hill, donde Gilly conoce a la familia de su pareja. Como los Tarly no la aceptan, deciden ir juntos a la Ciudadela. Al final de la séptima temporada, llegan a King’s Landing, preparándose para la Gran Guerra.

Jerome Flynn (Bronn)

En un mundo en el que las casas tienen un peso inmenso y toda una tradición detrás, que nadie sepa el apellido Bronn es algo extraño, sobre todo para ser un personaje tan querido por los fanáticos. Gracias a su humor y, sobre todo, a ese fino sarcasmo, es que podemos aligerar un poco la carga de muertes y traiciones que caracteriza a Game of Thrones.

Bronn comenzó salvándole el pellejo a Tyrion Lannister al luchar por él en un juicio por combate, convirtiéndose en aliado y, después, en amigo del más recochero de la familia real. Juntos, se dedicaron a beber, ir a prostíbulos y salvar King’s Landing. Por esto último, Joffrey lo declara caballero. Cuando Jaime regresa a la capital, sin una mano, entrenan juntos y ahí nace una nueva amistad.

Ahora, como compañero del Matarreyes, recupera Riverrun para los Lannister, y en la batalla contra los Dothraki, le clava una lanza a uno de los dragones de Daenerys Targaryen, además de salvar a Jaime de ser incinerado. Lo que le debe esta familia a Bronn es más que un castillo. Al final de la séptima temporada, logra reunir a los dos hermanos para negociar una tregua.

Nicolaj Coster-Waldau (Jaime Lannister)

La primera impresión de Jaime Lannister fue terrible. Era el hermano creído de la Reina que, al final del primer episodio, empuja a Bran Stark por la ventana, dando inicio a toda la disputa familiar entre la casa del Norte y la casa real. Al final de ese capítulo, seguramente, era uno de los personajes más odiados, convirtiéndose rápidamente en uno de los villanos de la serie. Pero en estas siete temporadas ha cambiado drásticamente.

Su historia es muy larga. Conocido como el Matarreyes por asesinar a Aerys Targaryen, después fue perdonado por Robert Baratheon e integró la Guardia Real. En la batalla para defender el castillo de su padre, Tywin, es tomado como rehén por el ejército de Robb Stark. Cuando Catelyn le pide a Brienne de Tarth que lleve a Jaime a King’s Landing para hacer una especie de intercambio humanitario, es cuando comienza su cambio.

Los Bolton le cortan la mano con la que sostenía su espada; se hace amigo de Brienne; ayuda a Tyrion a escapar tras la muerte de Joffrey; se enfrenta al Gorrión Supremo; entabla una gran amistad con Bronn; y ve arder a todo su ejército por el fuego de uno de los dragones de Daenerys. Al final de la séptima temporada decide no hacerle caso a Cersei, bota su armadura Lannister y cabalga al Norte hacia la Gran Guerra mientras empieza a nevar. El invierno ha llegado.

Jacob Anderson (Grey Worm)

Poco a poco, Grey Worm se ha ganado su fanaticada. Cuando fue elegido como el líder de los Inmaculados parecía que sería uno más entre los generales que entran y salen de la serie en medio de baños de sangre. Al principio es presentado como un guerrero ejemplar: serio, fuerte, respetuoso, comprometido y valiente. Cuando Daenerys le dice que puede elegir su propio nombre porque es un hombre libre, él decide quedarse con Grey Worm (gusano gris) porque así era conocido cuando la Madre de Dragones lo liberó

Pero desde la cuarta temporada empieza un cambio en Grey Worm que ha hecho que se convierte en un personaje muy querido por los fanáticos. Missandei le comienza a enseñar un nuevo idioma, empezando una relación que pocos esperaban, pero que le ha dado profundidad a un tipo que fue presentado como un luchador más. Su relación con Missandei progresa, sin importar que él sea eunuco, y se convierte en uno de los servidores más fieles de Daenerys, estando siempre a su lado durante negociaciones y disputas. Al final de la séptima temporada se prepara para la guerra contra el Rey de la Noche.

Joe Dempsie (Gendry)

Desde la primera temporada se supo que Gendry tendría, en algún punto, un papel relevante en la serie. Mientras asesinaban a todos los bastardos de Robert Barathen, escapa al Norte para unirse a la Guardia de la Noche. En el camino conoce a Arya y se hacen amigos. Incluso, ella le confiesa que es hija de Ned Stark. Después de la tercera temporada, tras pasar un rato con la Hermandad sin Estandartes, ser parte de un extrañísimo ritual de Melisandre y escapar de Dragonstone, desaparece.

Gendry regresa en la séptima temporada, mientras está trabajando en King’s Landing como forjador de armas. Cuando Ser Davos se vuelve a encontrar con él, viajan a Dragonstone (donde conoce a Jon Snow) y de ahí salen hasta el Muro, donde hace parte de la expedición que marcha más allá del Norte.

En una de las escenas que más controversia generó en redes, Gendry es el responsable de avisarle a Daenerys sobre la pelea que se avecina contra los White Walkers, corriendo una maratón en tiempo récord. En la octava temporada, como se vio en tráiler, está forjando armas para luchar contra los White Walkers en la gran guerra.

Gemma Whelan (Yara Greyjoy)

Una de las grandes revelaciones de la segunda temporada es cuando descubrimos que la mujer a la que Theon sedujo cuando llegó a las Islas de Hierro es su propia hermana, Yara. Desde ese momento la presentan como una de las mujeres más fuertes de la serie, siendo más respetada que su hermano ante su padre y todos los isleños. Y aunque al principio ni mira a Theon, la sangre es fuerte en los Greyjoy, por eso decide ir a rescatarlo cuando es secuestrado y torturado por Ramsay Bolton (esa escena con la salchicha es imposible de olvidar).

En las últimas dos temporadas, Yara cobra más protagonismo. Se enfrenta a su padre, pero cuando su tío Euron lo asesina, jura vengarse y anuncia que pretende sentarse en el Trono de Sal. Pero Euron convence a los demás al prometer que se casará con Daenerys Targaryen, por lo que Yara se escapa con un grupo de guerreros fieles y su hermano, que había llegado a la isla para apoyarla.

Navegan hasta Meereen, se reúnen con Danny y logran convencerla de que ellos son mejores aliados que Euron. Siempre liderados por Yara. Luego viajan a Westeros, hasta Dragonstone, donde arman el plan de ataque. La hermana mayor de los Greyjoy iría a Dorne con Ellaria Sand, pero, en el camino, su tío ataca los barcos y la secuestra. Al final de la séptima temporada, está en King’s Landing en prisión, pero Theon planea rescatarla.

Iain Glen (Ser Jorah Mormont)


Lo de Ser Jorah Mormont ha sido impresionante. Ha estado desde el primer capítulo, en estas siete temporadas le ha pasado de todo y, de algún modo, sigue vivo. Comenzó como el servidor más fiel de Daenerys Targaryen, se convirtió en su consejero y terminó enamorándose de ella cuando se volvió Khaleesi. Acompañó a la Madre de Dragones a liberar pueblos y estuvo a su lado mientras ganaba un título tras otro. Pero, al mismo tiempo, era informante del Trono de Hierro, lo cual llevó a que Danny, una vez se enteró, lo echara de su círculo.

Pero Ser Jorah es un oso, como el animal de su casa, que nunca se rinde. Luchó contra esclavos para regresar ante la última Targaryen y volver a ganarse su confianza. Y lo hizo, pero tuvo que marcharse de nuevo para encontrar la cura de la psoriagrías que sufría. Se fue hasta Oldtown, donde Samwell Tarly, a escondidas y con un tratamiento espantoso, le quitó esas horribles escamas que cubrían su cuerpo.

Una vez sanado, retornó a Dragonstone y fue uno de los pocos sobrevivientes en el lago congelado, donde luchó contra el ejército de White Walkers. Al final de la séptima temporada, acompañó a Daenerys en su reunión con Cersei en King’s Landing. Una vez llegaron a un acuerdo con los otros pretendientes al trono, regresó al Norte.

RELACIONADOS

Game of Thrones fija la fecha de estreno de su séptima temporada
Vér
El autor de Game of Thrones, George R.R. Martin, abrirá un nuevo estudio de películas
Vér
El frío llega al nuevo trailer oficial de Game of Thrones
Vér
Game of Thrones: los detalles del estreno de la última temporada 
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo:



Advertisement