¿Greta Van Fleet, o Yo Me Llamo Led Zeppelin?

El Grammy para el cuarteto por el Mejor Álbum de Rock es un golpe más para el rock & roll

POR RICARDO DURÁN | 11 Feb de 2019

<p>Redes Greta Van Fleet</p>

Redes Greta Van Fleet


Led Zeppelin solo recibió un Grammy ‘verdadero’ en su historia, y lo obtuvo por Celebration Day, un álbum en vivo que registraba su reunión (con Jason Bonham reemplazando a su padre en la batería) 34 años después de su separación. Los otros Grammys otorgados a la banda de Page y Plant no vienen al caso porque corresponden a reconocimientos históricos por su legado.

Esto significa que Greta Van Fleet –una banda que copia descarada y débilmente la obra de Led Zeppelin– acaba de obtener un reconocimiento que los ingleses jamás alcanzaron. Esta es otra evidencia de la torpeza que muestra la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación cuando se mete en los terrenos del rock. Es la misma institución que premió a With Arms Wide Open, de Creed, como Mejor Canción de Rock por encima de Californication, de Red Hot Chili Peppers. La misma que cree que Ain’t It Fun, de Paramore puede ser mejor que Lazaretto, de Jack White. O la misma que alguna vez premió a Maná con un Grammy Latino por Mejor Álbum de Rock Alternativo…

Aunque muchas veces se ha señalado a Led Zeppelin por su apropiación del blues tradicional o por plagio en algunas de sus canciones, es innegable que el cuarteto británico construyó a partir de eso todo un lenguaje fundamental para el rock que vendría en las décadas posteriores, y su influencia es reconocida por grandes artistas de muchos géneros. Si usted quiere pensar que Led Zeppelin copió descaradamente a un montón de colegas, ¿qué opinión puede tener frente a Greta Van Fleet?

Robert Plant dijo hace poco que la voz de Josh Kiszka le recordaba “a alguien que conozco muy bien”, y el cantante de Greta Van Fleet ha dicho que Led Zeppelin es “una de nuestras influencias, pero llega a un punto en el que decimos ‘OK, lo reconocemos, sigamos adelante’”.

Perfecto, sigamos adelante, pero entendamos que esta banda representa un descalabro para el rock & roll, que se ve apabullado en todo el mundo por la fuerza del rap, el trap y el reguetón. Greta Van Fleet no propone absolutamente nada, y termina convirtiéndose en una parodia de lo que Plant, Page, Jones y Bonham empezaron construyendo hace 50 años, cuando lanzaron Led Zeppelin I. Aparentemente Josh Kiszka conoció la música de LZ durante el bachillerato, pero parece que nunca ha visto sus conciertos en YouTube. De haberlos visto, se esforzaría por imitar también algo de la fuerza que ha caracterizado siempre a Robert Plant, un caballero de 70 años que podría ser su abuelo, y se muestra mucho más vital que él.

Cuando la Academia premia a un artista así, incentiva la repetición de fórmulas y parece cerrarle las puertas a propuestas arriesgadas que abran nuevos caminos para el rock. Ghost -banda nominada en la categoría de Mejor Álbum de Rock ganada por Greta Van Fleet- tampoco resulta una gran innovación, a menos que uno crea que disfrazarse de sacerdote conlleva un aporte significativo en términos sonoros.

Alice In Chains estaba nominada junto a Ghost, Greta Van Fleet, Fall Out Boy y Weezer por el Mejor Álbum de Rock, y aunque Layne Staley ya no esté con nosotros, el disco más flojo de su banda supera en propuesta y potencia a cualquier cosa que hasta hoy haya hecho Josh Kiszka con sus amigos.

En fin, así funciona esta industria que cada vez funciona peor. Ya lo dijo Eddie Vedder cuando sostenía el gramófono ganado por Pearl Jam en 1996: “Yo no sé lo que esto significa… no creo que signifique nada”.

RELACIONADOS

¿Greta Van Fleet, o Yo Me Llamo Led Zeppelin?
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: