La creadora de Friends nos habló sobre su carrera de 30 años en la televisión

“Era muy difícil trabajar para alguien con tendencias misóginas”: Marta Kauffman

POR MARIA FONTOURA | 13 Mar de 2019

<p>“<i>Friends </i>es como un alimento que reconforta. Estamos en tiempos difíciles, y algunas personas prefieren la comida casera que un show con un significado profundo”.</p>

Friends es como un alimento que reconforta. Estamos en tiempos difíciles, y algunas personas prefieren la comida casera que un show con un significado profundo”.


Aunque su última emisión fue en 2004, Friends aún sigue viva gracias Netflix, pues ha tenido una gran acogida en los milenials, un fenómeno que Martha Kauffman está disfrutando. La primera vez que la serie llegó a la plataforma streaming, hace cuatro años, la cocreadora dijo que los amigos de su hija adolescente se engancharon de inmediato. “Ellos le dijeron, ‘¿has visto esa serie nueva llamada Friends?’ pensaron que era un show de ahora”. Kauffman nos habló sobre este fenómeno, sus nuevos proyectos y le dio una mirada a sus 30 años de carrera.

¿Qué crees que está provocando el renacimiento de Friends, en especial, para los espectadores jóvenes?

La serie es como un alimento que reconforta. Estamos en tiempos difíciles, y algunas personas prefieren la comida casera que un show con un significado profundo y difícil de entender. Friends es cálida, acogedora y el amor abunda entre sus personajes. ¿Qué hay para no amarla?

¿El show llenó alguna brecha social la primera vez que salió al aire?

Creo que es muy difícil, y es un error basarse en lo que se va a desarrollar en contraste con lo que ya existe. No hay una fórmula. Con honestidad, nosotros (Kauffman y su compañero creativo David Crane) habíamos terminado Dream On, un programa con un solo protagonista en cada escena y queríamos hacer un ensamble.

¿En qué punto te diste cuenta que la serie iba a ser muy grande?

Hubo dos momentos. En el primer ensayo, cuando estaban los seis personajes en el escenario por primera vez y leyeron la escena en el café, me dieron escalofríos y pensé: “Esto es especial. Hay algo de esos seis, el guion era para ellos, era único”. El segundo momento fue cuando caminaba por una de las calles principales de Nueva York, y vestía una chaqueta de Friends y alguien me detuvo para preguntarme qué pasaría entre Ross y Rachel. Muchos artículos fueron publicados, y los veíamos en portadas de revistas y en publicidades en los aeropuertos. Pero lo que más me impactó fueron las extrañas situaciones que surgieron como escuchar a la gente hablar de la serie en un restaurante o a mi rabino preguntándome sobre ella.

¿Originalmente, consideraste a alguno de los actores principales para roles distintos?

Pensábamos que Courtney Cox podría ser Rachel. Fue ella quien dijo, “No, yo debería ser Monica”. Matthew Perry fue de los primeros nombres en nuestra lista, pero estaba trabajando en otra serie, entonces le ofrecimos el papel a otro actor quien, por fortuna, lo rechazó. David Schwimmer audicionó para nosotros un año antes para otro proyecto. Él estuvo en nuestra mente en el momento de crear a Ross.

Para toda una generación de fans, Friends era la serie por la que todos cuadraban una cita para verla juntos, ¿sientes que esto se ha perdido por cómo se consume la televisión en la actualidad?

Un poco. Antes existía una tradición [para encontrarse cada semana y ver la serie]. Cuando estaba en la universidad con Mary Tyler Moore y Rhoda, el cariño que sentía por estos programas se debía a que generaba un punto de encuentro para verlas en compañía como comunidad. Ahora, la gente se acuesta en su cama con sus computadores.

¿Cómo manejaste el sexismo en los inicios de tu carrera?

Si estaba en una habitación en la que los hombres solo se dirigían a David y a Kevin Bright (productor), yo trataba de mantenerme activa durante la conversación y evitaba sentirme olvidada y minimizada. Pero tuve varias situaciones en las que experimenté la misoginia. No puedes ayudar, pero sí la vives en esta industria. Cuando hay un misógino al mando de un canal todo funciona según su perspectiva.

¿Podrías dar un ejemplo de un comentario misógino al que te enfrentaste?

Cuando estábamos grabando el piloto de la serie, el presidente del canal dijo que Monica recibió lo que se merecía por haber tenido sexo en la primera cita (el tipo terminó con ella). Después nos enviaron una encuesta durante una prueba de vestuario, en la que las preguntas eran: “Por dormir con un hombre en la primera cita, ¿crees que Monica es prostituta, vagabunda o fácil?” En esa época una periodista me preguntó cómo era trabajar para alguien que había salido del mundo de los deportes, y le contesté que mi respuesta no podía salir en la entrevista, pero que era muy difícil trabajar para alguien con tendencias misóginas. Aun así, la periodista publicó la nota con mi respuesta, él se dio cuenta y se molestó bastante.

¿Hubo alguna repercusión?

Le envié una gran canasta con tampones, laca, medias veladas, esmaltes… todo lo que se me ocurrió y le dije “esto es para ayudarte a ponerte en contacto con tu lado femenino”. Él me envió una chaqueta de cuero Harley Davidson para ayudarme a ponerme en contacto con mi lado masculino. Así fue cómo todo se resolvió. Fue una época aterradora, pero con un buen final.

¿Crees que el sexismo ha disminuido en Hollywood?

Pienso que ahora hay más conciencia y voluntad de denunciar por parte de las mujeres. No creo que el sentimiento de que esto es un club de hombres haya cambiado aún. Lo que podemos pedir en este momento es un mejor comportamiento.

¿Estás preparando algún proyecto?

Sí, estamos desarrollando un par de cosas. Acabamos de terminar un guion basado en uno de mis libros favoritos de los últimos 15 años, We Are All Completely Beside Ourselves de Karen Joy Fowler. Vendimos el piloto a TNT, entonces hay varias novedades interesantes.

Siempre has sido inflexible ante la idea de una posible reunión de Friends ¿por qué?

Hay varias razones. La primera es que la serie se trata de una época en la que tus amigos son tu familia. Esa época ya no existe. Podríamos reunir a estos seis actores de nuevo, pero la esencia del show ya no está ahí. Segundo, no sé qué tan bien nos iría. A la serie le está yendo bien tal y como está, la gente la ama, una reunión podría ser una desilusión. Se llamaría: “Esa en la que todo el mundo se decepcionó”.

RELACIONADOS

Diez capítulos inolvidables de Friends
Vér
La creadora de Friends nos habló sobre su carrera de 30 años en la televisión
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: