La guitarra favorita de Billy Corgan regresa a sus manos

“Es una historia increíble”, dice Corgan. “Es un gran día”

POR KORY GROW | 07 Feb de 2019

<p>Billy Corgan se reencuentra con su guitarra. <i>Dan Prakopcyk para Rolling Stone</i></p>

Billy Corgan se reencuentra con su guitarra. Dan Prakopcyk para Rolling Stone


Un año después de que Smashing Pumpkins publicara su primer disco, Gish, un ladrón se llevó la guitarra favorita de Billy Corgan. La banda había terminado un concierto en Detroit en junio de 1992 cuando uno de sus roadies le dijo a Corgan, “Alguien acaba de irse con tu guitarra”. El artista recuerda que no habían pasado ni cinco minutos desde que se acabó el show. “Yo solo podía pensar, ¿cómo es posible, dónde estaban los de seguridad?”. Hizo la denuncia y ofreció 10 mil dólares para que se la devolvieran.

Durante 27 años ha escuchado rumores de la guitarra. “Llega un punto en el que uno deja de creer, después de escucharlo tantas veces”, le cuenta a ROLLING STONE. “Era como el tesoro perdido de Barba Negra o algo así”.

Pero el martes las cosas cambiaron. Un amigo de Corgan le mandó una foto de una guitarra que se parecía a la robada, pero no estaba convencido. “Hace unas semanas me habían enviado otra foto. Le pregunté al tipo dónde la había conseguido y me escribió que era una réplica. Tenía los mismo stickers, igual de gastados”. De todas formas decidió ir a verla. Era la Fender Stratocaster que había estado buscando por más de 25 años.

Corgan conoce su guitarra. Sabe que el dueño anterior había tallado KM y recordaba que tenía unas quemaduras de cigarrillo en la cabeza. Nunca le había dicho a prensa, por eso era imposible que alguien la copiara.

Beth James era quien la tenía en su casa en Flushing, Michigan. Tiene tres hijos y ni toca guitarra. La vio en una venta de garaje y la compró por 200 dólares porque creyó que era un buen tema de conversación. “No sé nada de guitarras. Le dije a mi esposo que había pagado 100 dólares”. Y la tuvo por 10 o 12 años.

Una de sus amigas reconoció la guitarra por un artículo que había leído. Luego intentó contactar a Corgan a través de Facebook, pero nunca lo logró. En diciembre, el hermano de su amiga le presentó a Alex Heiche, fundador de Sound Royalties, una empresa que se dedica a financiar artistas que necesitan dinero.

La guitarra tiene un significado especial para Corgan porque cambió la forma en que tocaba. Jimmy Chamberlin, baterista de Smashing Pumpkins, se la vendió en 1989 o 1990 por 275 dólares, y era la primera vez que tocaba una Stratocaster. Había crecido con guitarras Gibson porque era lo que tocaba su papá, pero esta era distinta. “Cambió cómo sonábamos”, explica el guitarrista. “Fue la guitarra que afectó mi forma de tocar y me sentía muy identificado con ella”.

Dan Prakopcyk para ROLLING STONE
Dan Prakopcyk para ROLLING STONE

RELACIONADOS

La guitarra favorita de Billy Corgan regresa a sus manos
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: