La oposición se pronuncia y asegura que hará todo por proteger a la JEP

Ante los ataques de Duque a la JEP, los partidos de oposición hacen un llamado a defender la institucionalidad

POR LAURA VÁSQUEZ ROA | 13 Mar de 2019

<p>Alocución grupos de oposición.</p>

Alocución grupos de oposición.


En voz de la representante a la Cámara, Juanita Goebertus Estrada, y con la presencia de representantes de la Lista de la Decencia, el movimiento Colombia Humana, el partido MAIS, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, el Partido Verde y el Polo Democrático Alternativo, se lanzó un mensaje contundente.

Por un lado, los grupos de oposición desmienten punto por punto las objeciones de “inconveniencia” que Duque hace a la ley estatutaria, pues esto ya fue resuelto por la Corte Constitucional. Sin embargo, el comunicado va más allá. La oposición insiste en que las acciones del presidente ponen en grave riesgo la separación de poderes, atentan contra la construcción de una paz más necesaria que nunca y, además, buscan distraer a la ciudadanía de los temas que realmente se deben resolver.

Aunque las objeciones presentadas al proyecto de ley estatutaria de la JEP no son tan grandes en apariencia, estas pueden ser la puerta de entrada para hacer tambalear toda la justicia transicional, un punto en el que el uribismo ha insistido desde los tiempos de la negociación de los acuerdos con las FARC.

En el comunicado televisado, la oposición insistió en el choque de trenes que quiere provocar Duque, que sienta un muy mal precedente al no acatar lo que otra rama del poder ya ha establecido. Evidentemente esto va más allá de este caso con la JEP. El mayor riesgo de lo que pretende Duque no es el funcionamiento de este ente, sino que se pone en riesgo la democracia y el Estado Social de Derecho.

Duque no solo no presenta razones reales de los supuestos costos sociales y económicos de la implementación, sino que más bien se enfoca en temas jurídicos que la Corte ya aclaró en el pasado. Con su comunicado vuelve a poner al país en clave de confrontación, un discurso muy conveniente en época preelectoral y que es la bandera más común del partido de gobierno.

Si nos atenemos a la nueva faceta de Duque (una que ya no habla de economía naranja, sino que apela al efectivo discurso del odio y de la guerra), vemos que su visión sobre la paz se limita a una supuesta denuncia de los beneficios que tendrían los excombatientes, algo obvio y necesario en un proceso de construcción de paz con actores enfrentados. Así, desde la presidencia se renuncia a implementar de buena fe el acuerdo de paz, y de paso se ignora convenientemente que la paz implica desarrollo rural y esclarecimiento en el tema de tierras. La irresponsabilidad de Duque además puede hacer crecer las disidencias, algo muy grave para la perduración de los acuerdos.

En esta réplica de la oposición se recuerda que el año 2017 tuvo una reducción muy considerable de hechos asociados al conflicto, algo bien diferente a lo que pasó en 2018 y lo que viene ocurriendo en 2019. El conflicto se recrudece ahora justamente en las zonas más afectadas históricamente por la guerra y en donde aún falta la presencia estatal que va mucho más allá de enviar a las fuerzas militares, sino que en cambio requiere que se fortalezca la justicia a nivel local y la atención a la población en temas de salud, educación, vías terciaras y tantos otros puntos deficientes que han vivido por muchos años.

Pero la alocución de la oposición trae un mensaje de tranquilidad: harán todo lo que esté a su alcance para proteger el proceso de construcción de paz diciendo que “la JEP tiene un andamiaje constitucional fuerte, una ley de procedimiento vigente que le permitirá seguir funcionando aun sin la ley estatutaria. A las víctimas, a los excombatientes, a los militares que están rindiendo cuentas ante la jurisdicción especial de paz, les enviamos un mensaje claro: crean en el proceso, no se rindan, vamos a hacer todo lo que esté en nuestro alcance para garantizar que estas objeciones ni prosperen”.

Por esto, se hace una invitación para el lunes 18 de marzo a movilizarse y proteger la JEP si en realidad se busca acabar la impunidad. Con la manifestación ciudadana se busca impedir que el gobierno mine el proceso de construcción de paz, atente contra la separación de poderes tan básica para una verdadera democracia y distraiga a la ciudadanía de lo que de verdad nos debe importar.

RELACIONADOS

Lo bueno y lo malo de la selección Colombia en sus amistosos
Vér
Rusia 2018: Suramérica no dio la talla
Vér
Duque, ¿haciendo trizas el acuerdo con las FARC?
Vér
La oposición se pronuncia y asegura que hará todo por proteger a la JEP
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: