Los grandes planes de The Who

Una nueva energía en vivo, una caja recopilatoria enorme y sus shows para 2017

POR KORY GROW | 20 Dec de 2016

<p><b>Foto: Andy Keilen</b></p>

Foto: Andy Keilen


Durante los últimos dos años los miembros de The Who se han dedicado a lo que ellos mismos han llamado su “última gran gira”, y han tocado con energía renovada algunos de sus repertorios más extensos en décadas. La gira ha sido especialmente revitalizante para Pete Townshend, quien durante años se había desencantado de tocar en vivo: “La gente me decía: ‘¿Te estabas divirtiendo en el escenario?’. A lo que yo respondía: ‘La verdad, no. Simplemente es lo que hago’”, dice.

La actitud de Townshend comenzó a cambiar durante las últimas cinco semanas de la gira. Esta incluyó un set en Desert Trip (en Indio, California), que para muchos fans fue lo más importante del festival. A Townshend le ha dado ánimo ver tantas caras nuevas dentro del público, y tocar prácticamente sin esfuerzo. “Quizá porque puedo ver el fin en un futuro distante y nublado”, dice, “pero comencé a sentir que lo que hago es muy importante. Significa más para mí. Hace tiempo no me sentía tan bien con de The Who”.

El futuro de Townshend incluye varios proyectos nuevos de los que le gusta hablar. Hay una novela en la que ha estado trabajando (espera lanzarla el próximo año) y un ciclo de canciones relacionadas que describe como “parte opera- rock y parte instalación artística”. Pero primero, estará concentrado en un álbum clásico: el 30 de marzo, la banda interpretará en su totalidad la ópera rock Tommy, de 1969, por primera vez en casi 30 años.

El show, que se llevará a cabo en el Royal Albert Hall de Londres en beneficio del Teenage Cancer Trust, ha sido publicitado como un concierto acústico, algo que Townshend está reconsiderando. “Si va a ser un unplugged, es otra historia”, dice. Luego retomarán la gira y harán algunos shows (en Escocia e Inglaterra) que están siendo promocionados como un recorrido por “el periodo entre Live at Leeds y Woodstock”.

COLIN JONES/TOPFOTO


Townshend, de 71 años, es cauto en los detalles: “Esos shows probablemente sean distintos al que estamos haciendo en este momento, pero espero que no sean tan diferentes”. Últimamente Townshend ha estado pensando bastante en su trabajo de los 60. Entre las fechas de la gira, se ha pasado el año elaborando una edición extendida y remasterizada de My Generation, de 1965, el álbum debut de la banda, que incluye clásicos como The Kids Are Alright. La caja de cinco discos (a la venta desde el 9 de diciembre) incluye versiones mono y estéreo del LP original, además de algunos demos.

Para Townshend, volver a las sesiones originales fue un viaje en el tiempo, un documento de su transición, de pasar de ser un Mod en la facultad de arte —“persiguiendo chicas, drogándome”— a convertirse en una estrella de rock pensante. Él recuerda que el cambio en su vida ocurrió cuando su primer mánager, Kit Lambert, lo mudó al elegante barrio de Belgravia, en el occidente de Londres, donde le dio forma al sonido de la banda en un pequeño estudio. “Lo que más recuerdo de esa época es sentirme solo”, dice.

Uno puede oír al genial Townshend trabajando, al contrastar los 11 demos de la caja con el producto final: My Generation pasa de ser una canción sombría y desafinada a convertirse en un himno de R&B; A Legal Matter comienza como un jingle con tintes de country y termina siendo un pop electrizante. Oír estas tomas, particularmente My Generation, hicieron que Townshend apreciara la forma de cantar del joven Daltrey, la cual había criticado en el pasado: “Oir la voz de Roger por separado, me hace pensar que estaba tratando de buscar una voz intermedia entre Wilson Pickett y Howlin’ Wolf.

“Estaba intentando lograr un verdadero rugido y lo hizo magistralmente”. También hay tres canciones inéditas de la época, incluyendo The Girls I Could’ve Had y My Own Love, una balada que recuerda a los Kinks. “Me diré a mí mismo: Pete, eras realmente inteligente, hiciste algunas cosas muy brillantes cuando eras muy joven’”, dice Townshend.

Townshend espera que esta recopilación sea la primera de muchas entregas de archivos que podría lanzar digitalmente. “Debo tener cerca de 450 demos”, dice. “Estoy envejeciendo y siento que tengo muchas cosas guardadas”.

Dentro del Mamut ‘My Generation’

Destacados de la nueva edición de cinco discos del álbum debut de 1965 de The Who.

“My Generation” (Versión 3)

El tono balbuceado de Townshend en este demo acústico temprano fue un intento por parecer un hombre bajo los efectos de las anfetaminas. “Le di la oportunidad a Roger de escupir y gritar desde sus entrañas”, dice Townshend.

“The Girls I Could’ve Had”

Un blues inédito acerca de la timidez cuando hay mujeres alrededor. Townshend dice que quedó en el tintero porque él era un mujeriego exitoso.

“A Legal Matter”

La versión en progreso de la primera canción en la que Townshend grabó la voz principal muestra una guitarra líder sorpresivamente country: “Roger y yo la habíamos hecho de esa manera para divertirnos”, dice. “Encaja perfectamente”.

“Sunrise” (Versión 1)

Esta apareció en The Who Sell Out de 1967 como una balada frágil —el demo del 65 muestra unos orígenes más jazzeros y confiados—. “Esa la escribí cuando todavía vivía con mis padres”, dice Townshend.

“My Own Love”

Otra canción inédita, una balada acerca de tomarse con calma una relación. “Tenía la autoestima muy baja en ese entonces”, recuerda Townshend. “Me llegó tarde”.

RELACIONADOS

Los grandes planes de The Who
Vér
The Who anunció un nuevo álbum y una gira sinfónica para 2019
Vér
Mira a The Who tocar The Punk and the Godfather junto a Eddie Vedder en Wembley
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: