Mabiland: rebeldía, juventud y talento en el Festival Centro

La joven cantante chocoana desplegó toda la energía frente a su público y enamoró a unos cuantos más

POR SANTIAGO ANDRADE | 02 Feb de 2019

<p>Mabiland hipnotizando en el Festival Centro. <i>Foto por Danilo Hernández</i></p>

Mabiland hipnotizando en el Festival Centro. Foto por Danilo Hernández


Bajo un espacio verde salió Mabiland, con unos aretes en forma de trébol del mismo color, que combinaban con las luces en el micrófono y la batería. Sus fanáticos, que no son pocos, gritaban con todo apenas se tomaba la tarima del Festival Centro. La joven chocoana nacida en 1995 tiene una presencia brutal y un estilo único. Pero su banda no se queda atrás. Las gafas, el pelo y la ropa llenan de autenticidad todo el conjunto.

Acá solemos hablar principalmente de música, pero Mabiland y su combo van más allá. Su sello no se limita a las canciones, y por eso el público los adora. “No critiquemos a los festivales, más bien digámosles qué hay que hacer”, expresó la cantante. “Hacer festivales en este país es una basura, es una vaina muy hijueputa. Pero estamos creciendo como industria”. Habla mientras mira a los ojos a decenas de personas, contando, con sinceridad, lo que pocos se atreven a comentar.

Su voz pasa de suaves susurros con sonrisas encantadoras, hasta gritos desgarradores que quiebran corazones, pasando por rap con un flow magistral y coros cautivantes que piden que el público se una en un mismo canto. Puede que algún día se le dañe el micrófono, pero no importa, sus fanáticos tomarían la batuta sin ningún problema.

El cariño entre Mabiland y su público tiene un vínculo especial. Después de cada tema le gritan “¡negra divina te lo mereces!” y “¡hermosaaa!”. Mientras tanto, ella sonríe, baja su cabeza, la levanta con seriedad y vuelve a lanzar un mensaje. “Y si podemos cambiar la forma en la que funciona un festival, podemos cambiar la forma en la que funciona una Bogotá, o una Colombia”.

En su música hay de todo. Baterías con influencias de jazz, bongó afrocubano, guitarras de reggae e indie rock, bajos funky y con tintes de R&B, o sintetizadores de pop. Pero entre todo esto hay coherencia, no es una experimentación sin sentido. Al frente, una voz en que lo impulsa todo.

Vicente García, que estaba entre el público, no pudo evitar bailar mientras veía la presentación. Hasta grabó Diciembre del 95 en su celular. Estaba mirando ¿el futuro? ¿El presente?

“Les prometo, nos los voy a decepcionar en la vida”, dijo Mabiland hacia el final del show. “¡Nosotros tampoco!”, respondía una mujer en el público.

La cantante aprovechó para anunciar que se venía nueva música y presentó un tema que no conocíamos con una letra que invita a reflexionar sobre el país. Que pase lo que tenga que pasar, porque con Mabiland en vivo lo aguantaremos.

RELACIONADOS

Mabiland: rebeldía, juventud y talento en el Festival Centro
Vér
Mabiland y Apache se unen para el remix de ¿Qué tú quieres?
Vér
Mabiland: la pasión en tiempos de Instagram
Vér
Escucha Deepsoul, el nuevo EP de Mabiland
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: