Mi primera banda: Madonna

Antes de ser la Reina del Pop, Madonna pasó por una banda de post-punk

POR ROLLING STONE | 24 May de 2019

Del post-punk a conquistar el mundo pop.


Según la leyenda, Madonna Ciccone llegó a Nueva York en 1978 con USD $35 en su bolsillo y sobrevivió a punta de crispetas, donuts y comida de la basura mientras intentaba hacerse un nombre como bailarina. Conseguía trabajos extraños, como un viaje a París para acompañar a la estrella europea Patrick Hernández. En un punto se mudó a una sinagoga abandonada en Corona, Queens con su novio Dan Gilroy.

A través de Gilroy es que su interés pasó del baile a la música. “Puso una guitarra en mi mano y la afinó para que sonara un acorde”, le contó a ROLLING STONE en 1984. “Eso hizo un clic en mi cabeza”. Al poco tiempo escribió una canción. “Se llamaba Tell the Truth. Eran, tal vez, cuatro acordes, pero estaban los versos, un puente y un coro. Era una experiencia religiosa”, recordó en 2009. Su ritmo ya estaba entrenado gracias a las clases de baile, por eso comenzó a tocar batería, aprendiendo empíricamente con álbumes de Elvis Costello. “Fue uno de los momentos más felices de mi vida. Me enamoré”,

En 1980, Madonna, Gilroy y su hermano Ed habían formado una banda, The Breakfast Club. Después de ensayar por unos meses, empezaron a tocar en bares, pero la Madonna baterista no duró mucho. Durante un toque en el legendario CBGB, quiso ir a la parte de adelante para imitar a su heroína Debbie Harry. “Les rogué que me dejaran cantar una canción y tocar guitarra”, dijo. “El micrófono me llamaba”. Al poco tiempo estaba compitiendo con los Gilroy por el puesto de cantante. Luego admitió que sus amigos “habían creado un monstruo. Siempre estaba pensando, ‘Quiero ser cantante en este grupo’. Y ni si quiera hacía falta una vocalista”. Los cambios de integrantes aumentaron la tensión. Su relación con Dan Gilroy, musical y sentimental, terminó unos meses después.

Con todas las ganas de armar su propia banda, llamó al baterista Steve Bray, un exnovio de sus días en Michigan. Juntos armaron un grupo y empezaron a ensayar en Manhattan. Primero se llamaron The Millionaires, después Modern Dance, hasta quedarse con Emmy (a veces eran Emmy and the Emmys), el apodo de Madonna. A finales de noviembre de 1980 grabaron un demo con cuatro canciones: (I Like) Love for Tender, No Time for Love, Bells Ringing y Drowning. Siguiendo la tradición de Pat Benatar, con un poco del punk del East Side, Madonna se convirtió en la cara de la agrupación. “Tocaba rock & roll puro y duro, influenciada por The Pretenders y The Police”, le contó Bray a ROLLING STONE. “Si hubiéramos encontrado al guitarrista correcto, creo que habríamos despegado… pero hay muchos guitarristas malos en Nueva York y parece que todos llegaban a nosotros”.

Emmy no era un grupo que estuviera destinado a durar, y la colaboración creativa de Madonna con Bray aguantó hasta que ella empezó a formarse como solista. Escribieron canciones como Everybody e Into the Groove juntos, que después la llevarían al estrellato, al igual que éxitos como True Blue y Express Yourself.

RELACIONADOS

Madonna presentó un elegante cortometraje para el Día de la Mujer
Vér
Ya está en marcha la película biográfica de Madonna, Blonde Ambition.
Vér
Madonna solicitó que se detenga la subasta de la carta en la que Tupac termina su relación
Vér
Un juez detuvo la subasta de objetos personales de Madonna
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: