Resurrección, el nuevo álbum de la banda, y recuerda la época en la que surgieron tras la explosión de la Movida Madrileña.

" />

P&R: David Summers

El líder de Hombres G habla sobre Resurrección, el nuevo álbum de la banda, y recuerda la época en la que surgieron tras la explosión de la Movida Madrileña.

POR RICARDO DURÁN | 16 Apr de 2019

<p>Cortesía Altafonte</p>

Cortesía Altafonte


Lejos de estar quietos, los Hombres G han estado sumamente activos a lo largo de la última década. Han hecho múltiples giras, incluyendo una con Enanitos Verdes que dio origen a un álbum en vivo. Además han celebrado sus 30 años de historia, lanzado un disco de colaboraciones (En la playa) y otro con temas inéditos y maquetas (30 años y un día).

Por otro lado, David Summers, líder, bajista y cantante de la banda, se divorció. Esa separación, y lo vivido después, atraviesan las historias de Resurrección, que llega tras nueve años que han pasado desde Desayuno Continental.

¿Por qué tuvo que pasar tanto tiempo desde el último disco en estudio grabado por Hombres G?

No hemos parado en estos nueve años, y sinceramente es que materialmente no hemos tenido tiempo para decir, “vamos a enfocar este año a grabar un disco nuevo, a promocionarlo y trabajarlo como Dios manda”. Hasta ahora hemos tenido ocasión de hacerlo.

¿Estas canciones de Resurrección fueron compuestas a lo largo de esos nueve años o pertenecen a un periodo específico más reciente?

Empecé a trabajarlas en 2014, cuando pensaba que era ya el momento de pensar en un disco nuevo. He estado escribiendo, seleccionando… he escrito casi 40 canciones. Eso ha sido muy bueno porque nos ha permitido tomarlo con calma para estar seguros de lo que estábamos haciendo y de que el disco que tenemos es el que queríamos.

¿Cómo definirías los elementos que cohesionan este nuevo álbum?

Yo creo que es un disco emocionalmente muy especial. En estos años he tenido unos cambios muy grandes en mi vida personal; he tenido momentos muy bajos y momentos muy altos. Ha sido un vaivén de emociones. Este es un disco cargado de una energía muy grande; tiene sentimientos y emociones muy fuertes, eso es lo que a mí me gusta. Básicamente es un disco que habla del amor, el amor en muchas facetas, pero sobre todo habla del corazón. Está lleno de ternura y de emociones que estremecen. Yo creo que es de los discos más cargados de energía que hemos hecho los Hombres G.

¿Cómo se podría describir la evolución musical de la banda desde los tiempos de Venezia hasta Resurrección?

Creo que esencialmente no hemos cambiado mucho. Nosotros nacimos con la idea de hacer canciones bonitas y de atrevernos con todos los géneros, siempre que los convirtiéramos al sonido de Hombres G. Hemos probado haciendo canciones con orquesta, con piano y voz, canciones de rock & roll, pop, blues, incluso reggae o ska. El género nos da igual, lo que queremos es que suene a nosotros. En este disco puedes encontrar temas muy diferentes, que parecen escritos por personas distintas, pero todos tienen un nexo común en el sonido del grupo y en la manera que tenemos de sacarlos adelante.

Cuando la música de Hombres G llegó a Colombia también sonaba gente como Alaska, Siniestro Total, Barón Rojo o Toreros Muertos, ¿cómo era su relación con todo ese movimiento de “el destape” y la Movida Madrileña?

Nosotros éramos un poco más jóvenes, entonces llegamos a la Movida cuando ya estaba terminando. Éramos fans de muchos de esos grupos e íbamos a los conciertos a verlos. Ellos hicieron un aporte muy bueno e hicieron un gran cambio para la música en España. A partir de ahí todo cambió, y nació el pop español, pero nosotros no estábamos totalmente en la Movida porque todavía no éramos conocidos cuando esos grupos estaban tocando. Yo sigo teniendo un recuerdo muy cariñoso de esa época y esos artistas.

¿Por qué en sus comienzos los Hombres G eran tan diferentes de esa oleada que existía y los rodeaba entonces? Ustedes nunca han sido tan oscuros, ni tan ácidos o políticos como ellos…

Nosotros no queríamos disfrazarnos, ni ser de ninguna tribu. Ni queremos ahora ser de algún tipo de movimiento de nada, siempre hemos ido por nuestra cuenta, y en aquella época nos parecía un poco ridículo el aspecto que tenía la gente que se dedicaba a la música. Nosotros éramos gente muy sencilla, muy normal, como ahora. En nuestra música tampoco queríamos ser como los demás, ahora tampoco queremos ser como los demás. Quizás eso nos separó todavía más de la Movida.

RELACIONADOS

P&R: David Summers
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: