Robert Smith recuerda el concierto de aniversario de 40 años de The Cure

Anniversary 1978-2018 Live in Hyde Park London será transmitido en cines alrededor del mundo este jueves

POR KORY GROW | 10 Jul de 2019

<p>Robert Smith habla sobre cómo se sintió tras ver la película del concierto de The Cure, <i>Anniversary 1978-2018 Live </i><i>in Hyde Park London. </i>Tom Jackson.</p>

Robert Smith habla sobre cómo se sintió tras ver la película del concierto de The Cure, Anniversary 1978-2018 Live in Hyde Park London. Tom Jackson.


Robert Smith no estaba preparado para la experiencia 4K cuando se sentó a ver la película del concierto de The Cure en Hyde Park en 2018. “El primer acercamiento que vi a un rostro fue al mío”, recordó. “Y fue aterrador”.

El nuevo miembro del Salón de la Fama del Rock & Roll dijo que al comienzo estaba indeciso sobre hacer la cinta, que se titula Anniversary 1978-2018 Live in Hyde Park London y se presentará en cines alrededor del mundo el próximo jueves, 11 de julio. Al final, decidió que valía la pena porque era una ocasión irrepetible.

La presentación homenajeó los 40 años del primer concierto de The Cure en Crawley y tocó sus canciones favoritas como Just Like Heaven, Lovesong y Boys Don’t Cry. Para eso, contactó a su camarógrafo favorito Tim Pope para grabar con 16 cámaras y no les contó a sus compañeros de banda, que ya estaban lo suficientemente preocupados de estar frente a 65 mil personas ese día. Aunque se asustó con el acercamiento, quedó feliz con el resultado.

“Es una experiencia abrumadora”, dice sobre la película. “Pensé que sería un poco indiferente, pero al final me sorprendió. Estoy muy agradecido de que lo hayamos hecho, porque fue uno de los mejores días: una combinación entre un buen clima y el gran momento de Inglaterra en el Mundial de fútbol. Fue una gran celebración a la música”.

El show fue después de que The Cure tocara otro concierto en Londres como parte del festival Meltdown. Para esa presentación tocó las canciones más antiguas del grupo y fue progresando hasta las más recientes. En el de 40 años escogió 30 canciones que “el público querría escuchar”.

VIDEO: https://www.youtube.com/watch?v=HbFDLiiiHOg

Además, a Smith también le gustó la película porque pudo tomar distancia en su creación. Lo único que pidió fue una mezcla de sonido 5.1 con el coproductor Paul Corkett (Bloodflowers), pero el resto se lo dejó a Pope. Según el cantante, lo único que tuvo que hacer fue responder preguntas como: “¿deberíamos abrir con esto?”, “¿crees que va a funcionar?” y “¿crees que te ves muy espantoso en este plano?”.

El único problema que tuvo ese día fue estar frente al sol. El calor alcanzaba los 32 grados y está acostumbrado a tocar de noche. “No puedo hablar hasta que el sol se esconda”, le confesó al público. “Me está quitando toda mi energía”. Cuando lo recuerda, dice que no estaba preparado para tanta luz, la cual se desvaneció a la mitad del concierto.

“Fue un poco impactante salir, porque estuvimos en los camerinos todo el tiempo, cubiertos, con bebidas y demás. Solo hasta que me subí a la tarima me di cuenta del calor”, contó. “Fue preocupante, pero era la mejor luz en el mundo para un concierto. Si tuviéramos 20 años menos, tal vez hubiera sido más fácil”.

“De todas maneras, eso le dio un sentido teatral. Algo que Tim llamaría una narrativa, una progresión natural”, recordó. “Terminamos justo donde empezamos, tocando nuestras canciones más viejas y con unas ráfagas de luz frenéticas. Creo que no hubiera sido tan bueno si saliéramos en medio de la oscuridad, como un concierto cualquiera”. También le gusta que la luz del sol dejó expuesta toda la “basura” alrededor del escenario. “Te hace sentir que estás ahí, lo que para mí era una de las partes más importantes de la película”, añadió.

Eso es lo más gracioso, porque Smith dice que cuando está en la tarima le gusta soltarse. En todas las grabaciones que está viendo al público, como en Friday I’m in Love, confesó que estaba intentando olvidar todo lo que pasara desde que se subió al escenario.

“En las dos o tres primeras canciones, me estoy acostumbrando”, dijo. “No soy ese tipo de artista que a veces se recuerda a sí mismo: ‘Hey, Hyde Park, ¿cómo están?’. Realmente no quiero recordar dónde estoy, por eso no hablo. De alguna manera, he perdido la habilidad de comunicar lo que siento con palabras. Es muy extraño. Cuando estoy cantando y tocando, me siento transportado. Suena un poco hippie, pero siempre ha sido así. Creo que si yo estoy perdido en las canciones hay una probabilidad de que todos los demás también lo estén”.

RELACIONADOS

Robert Smith recuerda el concierto de aniversario de 40 años de The Cure
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: