Rock suave para tiempos difíciles

Tres actos de la costa occidental reviven el sonido de Los Ángeles sesenteros en una nueva época de desesperanza

POR WILL HERMES | 20 Mar de 2019

<p>Ilustración por Bijou Karman</p>

Ilustración por Bijou Karman


Better Oblivion

Community Center Oblivion

★★★★


Jessica Pratt

Quiet Signs

★★★ ½

Cass McCombs

Tip of the Sphere

★★★ ½

¿Qué pasa con las esperan zas rotas que producen los cantautores? Mientras el sueño de los 60 disminuía, una época dorada se alzaba en la famosa escena musical de Los Ángeles, Laurel Canyon, con artistas como Joni, Jackson y Sweet Baby James. Ahora, una nueva época florece mientras el experimento estadounidense contempla su perdición. Los comentarios cósmicos de Father John Misty, los estudios de personajes de Mitski, la vaguedad trascendente de Kurt Vile; todos ofrecen una prueba extrañamente reconfortante de que la desesperanza nunca muere.

El 2019 tiene mucho más que ofrecer. El debut tiernamente espeluznante de Phoebe Bridgers, Stranger in the Alps, fue seguido por el EP, Boygenius, junto a Lucy Dacus y Julien Baker. Ahora, Bridgers, de 24 años, tiene otro supergrupo. El debut de Better Oblivion Community Center comienza con la voz de un temporero en I Didn’t Know What I Was in For, que busca sentido en un mundo tan lleno de dolor que puede volver a una persona loca. Bridgers se reúne con la otra mitad de BOCC, Conor Oberst, de 25 años, quien es referente para una nueva generación y para ella. Su voz estremecedora ahora es más temblorosa y el dúo armoniza maravillosamente. Big Black Heart encuentra la unión en sonidos alegres y feos de guitarra, mientras que Dominos tiene un pensamiento tímido de esperanza que es preferible a la insensibilidad.

A diferencia de Bridgers, Jessica Pratt es más mística que realista. Pratt fue etiquetada como una folkie por On Your Own Love Again de 2015, pero Quiet Signs es la prueba de que es más que eso al pintar paisajes emocionales basados principalmente en temas de películas de los 60 y la bossa nova, que en el renacimiento folk de la década. La rareza en la voz de Pratt puede ser un gusto adquirido que es irresistible.

Cass McCombs cambia de forma todavía más. Es un abstraccionista convertido en maestro de la lengua vernácula: indie pop, soul barroco y, sobre todo, folk rock triste y de ensueño que recuerda a los parientes de California, Neil Young y Elliott Smith. Pero el espíritu de la costa occidental que predomina en Tip of the Sphere, es Jerry García. En 2016, el músico hizo el cover de Dark Star en el tributo Day of the Dead con una vibra de finales de los 70. Pero American Canyon Sutra evoca a Allen Ginsberg y Alan Vega en su denuncia de nuestra cultura consumista, y Sleeping Volcanoes combina el terror babilónico y la antigua manera de hacer canciones con la inexpresividad del siglo XXI. Como lo mejor de este chill new wave, la música de McCombs honra el pasado mientras se prepara para el futuro.

RELACIONADOS

Rock suave para tiempos difíciles
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: