ROLLING STONE 50 años: Eric Clapton según Little Steven

Homenaje a 50 artistas que cambiaron la historia

POR LITTLE STEVEN | 19 Jan de 2017

<p><b>Ilustración por Dan Brown.</b></p>

Ilustración por Dan Brown.


Eric Clapton es el guitarrista más importante e influyente que haya existido o vaya a existir. Antes de él, la guitarra rockera se basaba en el método de Chuck Berry, modernizado por Keith Richards, y el sonido del rockabilly –Scoty Moore, Carl Perkins, Cliff Gallup– popularizado por George Harrison. Clapton absorbió eso y le sumó la esencia del blues eléctrico negro –el poder y vocabulario de Buddy Guy, Hubert Sumlin y los tres King, B.B, Albert y Freddy- para crear un ataque que definió los fundamentos de la guitarra líder del rock & roll.

Tal vez, lo más importante de todo es que le subió al amplificador. Lo llevó a 11. Eso simplemente hizo que las cabezas de todo el mundo explotaran a mediados de los 60. En el estudio, movió el micrófono por la sala alrededor del amplificador, lo cual agregó atmósfera. Todos los demás aún estaban pegados al micrófono. Después, lo arrancó directamente. Le dio paso al sustain, surgió el feedback. El guitarrista de pronto se convirtió en el tipo más importante de la banda.

Intelectualmente, Clapton era un purista, aunque hay poca evidencia de ello en el comienzo. Sobrecargaba cada riff que conocía. Recuerdo haberlo visto hacer tributos impecables como Hide Away de Freddie King en Bluesbreakers With Eric Clapton de John Mayall. Cuando hacía solos, escribía maravillosas sinfonías sobre la base de blues clásicos en ese tono fantástico, con toda la resonancia que tiene la distorsión. Uno podía cantar sus solos como si fueran canciones.

La primera vez que vi a Clapton fue con Cream, en el Café Au Go Go en Nueva York, alrededor de 1967. Me quedé por fuera, las boletas estaban agotadas. Pero podía verlos: la banda estaba al lado del vidrio. Y tocaba fuerte, se oía desde afuera. En esa época Clapton era un hombre musicalmente salvaje. Se quedaba quieto, sin mover un músculo, mientras entregaba lo más salvaje que uno hubiera experimentado, a menos de que hubiera estado en el estreno de la Obertura 1812 de Tchaikovsky en primera fila. Y cuando se juntaban su creatividad, su pasión, su frustración y su rabia, era de temer.

Nunca crucé con Eric Clapton más que un saludo casual, así que no pude decirle todo esto. Pero creo que su modo de tocar la guitarra cambió radicalmente a comienzos de los 70, porque le dio más prioridad a cantar y componer, y Robert Johnson tuvo mucho que ver con eso. Clapton estaba tan conmocionado por la Música de este, que quería cantar y componer con la misma pasión. Uno podía oír su frustración –por no ser capaz de hacerlo– en sus trabajos en guitarra de los 60. La primera vez que oí verdadero odio y sexualidad agresiva expresados en una guitarra fue en ese disco de John Mayall, Bluesbreakers With Eric Clapton. Si el solo de Have You Heard no es el sonido de un pene rompiendo los pantalones hacia la Tierra Prometida, no sé lo que es.

The Basement Tapes de Bob Dylan y Music From Big Pink de The Band comenzaron un movimiento de regreso a la música tradicional estadounidense, y esas grabaciones tuvieron mucha influencia en Clapton.

Para ese entonces, Delaney y Bonnie Bramlett lo animaron a que escribiera y cantara. En Eric Clapton, el álbum que hizo con ellos, se puede escuchar lo bien que hace las dos cosas, así como el cambio de tono de una Gibson sucia a una Stratocaster limpia.

Para mí, Layla fue lo máximo: la voz, la composición y la guitarra tenían un mismo nivel de intensidad. Es la interpretación más original que hace Clapton del blues, porque allí su ira tiene un rostro: el del amor no correspondido. El modo en que Clapton toca la guitarra sigue siendo magnífico. Hubo siete años en los que tocó la guitarra del modo más extraordinario e histórico, y 35 años de buen trabajo. Ser el mejor debe ser desgastante. Así que se retiró, como Dylan y Lennon. La carrera corta y rápida es buena, la maratón es mejor. Clapton siguió los pasos de sus mentores: se convirtió en un viajero.

Cualquiera que toque la guitarra líder tiene una deuda de gratitud con Clapton. Él escribió el lenguaje fundamental, el código binario, el que todos usan hoy en todas las formas de música popular. Puede que llegue el día en, si eres un rockero joven, pienses, “¿Qué es lo grandioso de esto?”. Pon Stepping Out y haz una reverencia.

RELACIONADOS

ROLLING STONE 50 años: Eric Clapton según Little Steven
Vér
El documental A Life in 12 Bars de Eric Clapton está en proceso
Vér
Eric Clapton: “Me estoy quedando sordo”
Vér
Flashback: Pink Floyd, Queen y Eric Clapton se unen en concierto
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: