Corgi: un perro real

3.50

Una divertida película animada que va a atraer niños y adultos por igual

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 07 Jun de 2019

Con las voces de Mari Devon, Kirk Thornton, Jo Wyatt, Joey Camen / Vincent Kesteloot, Ben Stassen

Una película animada inspirada en personajes reales y con referencias políticas y cinematográficas adultas. Todo lo que desea un padre de familia para no dormirse en la sala de cine. Cortesía Cine Colombia


¿Una película animada que cuenta con la participación especial de Donald Trump y la perra de Melania? (Literalmente). ¿Una cinta infantil que hace referencia a una película de David Fincher basada en la obra de Chuck Palahniuk? Sí señores, esto es precisamente lo que hace Corgi: Un perro real.

Luego de unos horripilantes trabajos de animación como lo fueron Las aventuras de Sammy 1 y 2, La casa mágica, Robinson Crusoe y El hijo de pie grande, los productores y directores belgas Vincent Kesteloot y Ben Stassen por fin realizan un trabajo decente, inspirándose en la pasión de la Reina Isabel II por los perritos de raza Corgi.

El protagonista de esta historia es Rex, el más pequeño y el más consentido de los perros Corgi de la reina, quien cae víctima de los avances de Mitzi, la perrita chabacana de la primera dama de los Estados Unidos; y de Charlie, otro de los perros Corgi, que planea eliminar a Rex para reemplazarlo como el centro de los afectos de la Reina.

Mientras que la Reina y el mismo Charlie dan a Rex por muerto, este termina en la perrera. En las noches, en ese lugar se organizan unas peleas clandestinas organizadas por Tyson, un veterano perro de pelea, cuya novia Wanda comienza a interesarse por Rex, lo que lo lleva a una serie de nuevos problemas.

La cinta de Kesteloot y Stassen no logra desprenderse de los lugares comunes del género infantil y del frenetismo ruidoso inherente a sus trabajos anteriores, así como de los múltiples defectos en el trabajo de animación. Pero gracias a la hilarante presencia de Donald Trump en el Palacio de Buckingham y al curioso guiño a El club de la pelea, los adultos lograrán soportar hasta el final esta particular película sobre perritos descarriados.


Deja tu opinión sobre el artículo: