Ártico

3.00

Mads Mikkelsen interpreta uno de los mejores papeles de su carrera, como un hombre enfrentado a las implacables fuerzas de la naturaleza

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 04 Jul de 2019

Joe Penna / Mads Mikkelsen, Maria Thelma Smáradóttir, Tintrinai Thikhasuk

Un youtuber brasilero realiza un impresionante debut como director en la gran pantalla, con una película austera y de gran impacto emocional acerca del eterno conflicto entre el hombre y la naturaleza. Cortesía Cinecolor


El brasilero Joe Penna se dio a conocer en YouTube gracias a su personaje de MysteryGuitarMan, todo un fenómeno viral con más de 400 millones de visitas, en el que interpretaba música con objetos como botellas y silbatos. Dichos vídeos, junto con You Make Me, que dirigió para el fallecido DJ conocido como Avicii, presentan una diferencia abismal con respecto a su debut cinematográfico, una impresionante cinta minimalista, con tres actores y casi ausencia de diálogos, que recibe el nombre de Ártico.

El actor danés Mads Mikkelsen, reconocido por su trabajo con el director Nicolas Winding Refn (la trilogía Pusher, Valhalla Rising), la directora Susanne Bier (Corazón abierto, Después de la boda), y por sus inolvidables papeles en Casino Royale, Flame & Citron, La cacería y en la serie de televisión Hannibal, es el protagonista de esta película en la que un hombre llamado Overgård se enfrenta a las fuerzas de la naturaleza.

Al igual que el dueño de un bote interpretado por Robert Redford en All Is Lost, al náufrago encarnado por Tom Hanks en Cast Away y al trabajador de una petrolera perseguido por lobos interpretado por Liam Neeson en The Grey, el personaje de Mikkelsen es víctima de una tragedia (su avión se estrella en el ártico) y debe sobrevivir por su cuenta en un territorio prácticamente inhabitable y hostil, mientras espera ser rescatado.

El rescate llega pronto, pero con tan mala suerte que el helicóptero que acude en su búsqueda se estrella, matando al piloto (Tintrinai Thikhasuk) y dejando a la copilota muy mal herida (Maria Thelma Smáradóttir). Es así que Overgård entra en un dilema: si espera el rescate, la mujer probablemente muera, y si decide partir en busca de una estación lejana, con muy pocas provisiones, un oso polar hambriento en las cercanías y tan solo un mapa como guía, la muerte puede ser algo casi seguro para él como para su compañera.

Aquí el espectador no se va a encontrar con romances inverosímiles, con un trabajo de edición acelerado o con un derroche de secuencias de acción. El fotógrafo Tomas Orn Tomasson (filmando en Islandia como reemplazo del Polo Norte) y el compositor Joseph Trapanese, construyen con Penna un relato de suspenso que utiliza unos recursos tan escasos y austeros como los que tiene Overgård a su disposición.

Mikkelsen logra uno de los mejores papeles en su carrera utilizando tan solo su rostro y su expresión corporal, para evidenciar el drama humano de su protagonista, y Joe Penna nos demuestra que no todos los que producen vídeos virales en YouTube carecen de inteligencia y sensibilidad. Ártico es una estupenda (y atípica) película de supervivencia con un gran impacto emocional.


Deja tu opinión sobre el artículo: