Bring Me The Horizon

3.50

Los veteranos del metalcore lanzan un álbum que reinventa su identidad

por FRANCESCA MARIE | 22 Mar de 2019

Foto tomada de sus redes


Producido por Oliver Sykes (cantante) y Jordan Fish (tecladista), Amo es el sexto álbum de la banda que solía ser metalcore y que sorprendía (o espantaba) con fuertes gritos y guitarras. Su sonido evolucionó a uno más progresivo y experimental, algo que hace que clasificar este álbum en un solo género sea una tarea difícil. La banda inglesa asumió riesgos al lanzar Amo con colaboraciones inesperadas (Grimes, Dani Filth de Cradle of Filth y Rahzel) y temas más mainstream, pero valió la pena.

Sus seguidores ya sabían a qué atenerse desde el anterior LP, That’s The Spirit, que fue principalmente rock electrónico. No obstante, BMTH logró sorprender a quienes siempre la han criticado por “no ser lo suficientemente metal”. El argumento se mantiene y es correcto, pero ahora hay campo para admirar la producción y la estructura del disco, sin importar el género. En medio de una lucha entre baladas más suaves con toques de electro-pop (Mother Tongue, Medicine) y pequeños vistazos a sus raíces metaleras (In The Dark, Wonderful Life), hay canciones de transición oscuras que mantienen el ritmo (Nihilist Blues, Ouch, Fresh Bruises), y otras que nos muestran su alcance musical (Mantra, Sugar, Honey, Ice & Tea, I Don’t Know What to Say).

Amo rompe barreras con una variedad que abarca a un gran público, y es un álbum que marca un nuevo camino para los ingleses, pero que también hace un homenaje a su pasado.


Deja tu opinión sobre el artículo: