Día del atentado

3.00

por PETER TRAVERS | 04 May de 2017

Peter Berg / Mark Wahlberg, Michelle Monaghan, J.K. Simmons

Wahlberg, héroe de la clase trabajadora.


Los hechos están grabados en la memoria estadounidense: el día de homenaje a los patriotas, el 15 de abril de 2013,cerca de la meta final de la Maratón de Boston, estallaron dos artefactos explosivos. Mataron a 13 personas y causaron graves heridas a 264 personas más. La cacería de casi cien horas para dar con el paradero de los responsables, los hermanos chechenos Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev se retrata en la película Día del atentado, un drama crudo, fascinante y desgarrador dirigido por Peter Berg, producido y protagonizado por Mark Walbergh. El director y la estrella oriunda de Boston ya habían trabajado juntos en dramas basados en hechos reales como Lone Survivor (2013) y Deepwater Horizon (2016). Este film no se basa excesivamente en los atacantes ni en el extremismo islámico que los motivó; en cambio, se concentra en honrar a las autoridades locales, los equipos de rescate y los ciudadanos, cuyo trabajo en equipo definió el eslogan “Boston Strong”. Walbergh interpreta al sargento Tommy Saunders, una figura ficticia compuesta a partir de varias personas reales, asignado cerca del lugar de los hechos; primero la meta de llegada y luego en un bote en Watertown, donde Dzhokhar fue capturado. ¿Demasiado? Tal vez. Pero es difícil culpar a Walbergh por querer honrar a todas las personas que colaboraron en esta tragedia; incluso la nueva esposa de Saunders (Michelle Monaghan) aparece en la película. En cuanto a los hechos reales, John Goodman hace una interpretación estelar del comisionado de policía Ed Davis, un testarudo en conflictocon el agente especialdel FBI, Richard DesLauriers (Kevin Bacon), sobre la publicación de las identidades de los sospechosos a los medios de comunicación que estaban interfiriendo (naturalmente, Fox se les adelanta).

El guion, escrito por Berg, Matt Cook y Joshua Zeturner, evita hacer clasificaciones psicológicas de los atacantes, Tamerlan (Themo elikidze) y Dzhokhar (un increíblemente complejo Alex Wolff). Sin embargo, algunas escenas con la esposa musulmana y blanca de Tamerlan, Katherine Rusell (interpretada efectivamente por la temeraria Melisa), sugieren los terribles resultados de la radicalización. En una escena particularmente poderosa, el interrogador de la policía, interpretado por Khandi Alexander, intenta sin éxito alguno hacer que ella hable.

El filme celebra tantos actos de valor ordinarios como le es posible: el diseñador de apps chino Dun Meng (Jimmy O. Yang) que pone su vida en peligro al alertar a la policía sobre el robo de su carro por parte de los hermanos Tsarnaev; Sean Colier (Jake Picking), el guardia de seguridad de MIT que no permite que los sospechosos tomen su arma de dotación; el sargento Jeffrey Pugliese (el magnífico J.K. Simmons), policía de Watertown que participa en la emocionante negociación con los Tsarnaev. Mientras la cámara de Tobias A. Schliessler crea una atmósfera de caos, Día del atentado llega al final, que muestra a los participantes reales del caso; una técnica que se ha venido usando demasiado últimamente, desde Sully hasta Lion, pasando por Queen of Katwe. Por otra parte, la fe incuestionable de Berg en la ley y el orden habría podido ser un poco más crítica. Sin embargo, no hay duda de que el valor de esta película está en el merecido homenaje a los héroes y víctimas que hicieron fuerte a Boston.


Deja tu opinión sobre el artículo: