El parque de los sueños

3.00

La leyenda del cine de artes marciales Cheng Pei-Pei logra una actuación memorable, interpretando a una ama de casa que descubre las infidelidades de su marido

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 11 Apr de 2019

Mina Shum / Cheng Pei-Pei, Tzi Ma, Sandra Oh, Don McKellar, Zak Santiago


El nuevo trabajo de la directora canadiense Mina Shum (Drive She Said, Double Happiness, Long Life Happiness & Prosperity) podría pasar por la típica película de emancipación femenina, sino fuera por su protagonista, quien es nada menos que la leyenda del cine de Hong Kong, Cheng Pei-Pei.

Esta actriz de 73 años, protagonista de las cintas de artes marciales Bebe conmigo y El tigre y el dragón (donde demostró su talento para lanzar dardos), aquí interpreta a María Wang, una ama de casa abnegada y obediente, quien vive en Vancouver con Bing, su esposo contador (un excelente Tzi Ma), y que es visitada ocasionalmente por su hija Ava (una maravillosa Sandra Oh) y su esposo Jonathan (Zak Santiago). María no tiene amigos y extraña a su hijo Charlie, quien se distanció de la familia a raíz de un disgusto con su padre. Ella trabajó como secretaria en Hong Kong, pero al convertirse en la mujer de Bing, depende económicamente de él. Cuando María descubre que su marido la engaña con una mujer más joven que ella (típico comportamiento machista), decide emanciparse (más no confrontar a su esposo) y conseguir un trabajo alquilando el patio de su casa como lugar de estacionamiento junto con otro grupo de mujeres inmigrantes de China y Gabriel (Don McKellar), un hombre en una precaria situación económica producto de la enfermedad terminal de su esposa.

El parque de los sueños ofrece una historia predecible y una serie de personajes típicos en este tipo de películas de empoderamiento femenino. Pero es la actuación de Cheng Pei-Pei lo que hace que esta cinta sea digna de ver. Es ella quien encuentra las dosis perfectas de comedia y drama, y quien hace que la película cobre una dimensión humana compleja, que va más allá de los lugares comunes que impone su directora y guionista.


Deja tu opinión sobre el artículo: