Greta Van Fleet

3.00

La prometedora banda la pasa bien con el rock setentero

por WILL HERMES | 23 Oct de 2018

Greta Van Fleet parece una banda hecha por un crítico de rock de 1975. Alysse Gafkjen para ROLLING STONE


Greta Van Fleet celebra el poder del rock clásico

Al igual que a mediados de los 70 nació el punk y a finales de los 90 el post-grunge engendró bandas como TV On The Radio, Yeah Yeah Yeahs, The White Stripes y The Strokes, parece que el rock está resurgiendo en una época dominada por el pop. Lo puedes escuchar en bandas indie lideradas por mujeres, en los artistas country que tienen el espíritu rockero y en grupos estadounidenses que reinventan el rock sureño. En Greta Van Fleet está el rock clásico, un estilo musical que, aunque a veces es considerado irrelevante, nunca desaparece.

Greta Van Fleet parece una banda hecha por un crítico de rock de 1975. Tres hermanos y un amigo de ellos de un pueblo cercano a Saginaw, Michigan llegan para reciclar el sonido de Led Zeppelin (sin pena alguna) con un cantante que parece que ha escuchado 2112 de Rush unas cuantas veces. Para ellos ya pasó el momento de las bandas de hair metal, las parodias como Spinal Tap y los grupos postmodernos como The White Stripes. Estaban en el jardín cuando se estrenó School of Rock y nunca se preguntaron sobre la voz de Geddy Lee. Evidentemente, solo les pareció que era genial.

Aunque hay elementos ridículos en esto, también hay un encanto en la inocencia de sus creencias. Además, son muy buenos músicos. Age of Man es un rock progresivo para sacar los encendedores en un concierto. Cold Wind y When the Curtain Falls siguen la misma línea que los puso en la mira de los fanáticos del rock. El grito en Lover Leaver recuerda a Whole Lotta Love, solo que el de Greta asciende, mientras el de Zeppelin desciende.

Las letras podrían ayudar a que fueran más allá de la nostalgia, como Amy Winehouse hizo con Motown, el maquillaje y su peinado. Pero no lo logran. En You’re the One, una súplica para que una chica “malvada” regrese, riman “young and pretty” [joven y bonita] con “ain’t that a pity” [es una lástima]. Y aunque en Brave New World le sacan provecho a las palabras “acid rain” [lluvia ácida], las referencias a las drogas son viejas (por ejemplo, al Obetrol le cambiaron el nombre a Adderall a mediados de los 90). En Anthem se preguntan “Where is the music, tune to free the soul/A simple lyric to unite us all?” [¿Dónde está la música, un tema para liberar el alma/ Una simple letra para unirnos?], aunque no dan una respuesta. Pero si digieren sus influencias, algún día podrían hacerlo.


Deja tu opinión sobre el artículo: