La casa del reloj en la pared

3.00

El director de Hostal se olvida de las películas de terror para adultos y nos cuenta una historia de terror para niños

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 25 Oct de 2018

Eli Roth / Owen Vaccaro, Jack Black, Cate Blanchett, Kyle MacLachlan

Gran parte del éxito de La casa con un reloj en las paredes está en el talento actoral de Jack Black y Cate Blanchett.


La casa con un reloj en las paredes es una divertida historia ambientada en 1955 (hasta el logo de los estudios Universal tiene un aire retro), en la que un niño llamado Lewis Barnavelt (Owen Vaccaro) ha quedado huérfano y es obligado a vivir en la casa de su tío Jonathan, quien junto con su vecina Florence (Cate Blanchett) practica la hechicería. Los dos le enseñarán a Lewis sus secretos y se enfrentarán a un poderoso enemigo que regresó de la muerte.

Si el nombre “Harry Potter” viene a la cabeza inmediatamente, es porque las similitudes son evidentes. Sin embargo, esta película está basada en el libro homónimo de John Bellairs en 1973 (el primer libro de Harry Potter fue publicado en 1997), por lo que no se puede pensar en esta historia como una imitación del aprendiz hechicero de Hogwarts.

La persona asignada para realizar esta adaptación, es ni más ni menos que Eli Roth, el padre del torture porn y director de las dos partes de Hostal, una de las sagas más violentas de los últimos años. Pero los padres de familia no tienen nada de qué preocuparse, ya que la película de Roth (además de ser la mejor de su carrera) es apta para todos los públicos y demuestra la delicadeza y la humanidad del director a la hora de abordar el género fantástico.

De todas maneras, Roth logra filtrar algo de su oscura herencia en esta película, ayudando a confeccionar un villano atemorizante encarnado por Kyle MacLachlan y creando algunos momentos graciosos, emocionantes y miedosos que involucran objetos que cobran vida, calabazas monstruosas y animales de fábula.

Pero gran parte del éxito de La casa con un reloj en las paredes está en el talento actoral de Jack Black y Cate Blanchett, quienes le brindan el alma necesaria a esta cinta de hermosa factura y espíritu ensoñador.


Deja tu opinión sobre el artículo: