La favorita

4.00

Emma Stone, Rachel Weisz y la gran Olivia Colman, convierten una obra de época en una ácida comedia de armas tomar

por PETER TRAVERS | 13 Feb de 2019

Yorgos Lanthimos / Olivia Colman, Emma Stone, Rachel Weisz, Nicholas Hoult, Joe Alwyn

Asuntos reales.


Hay películas históricas que son muy aburridas, pero La favorita es diferente. Es el brillante triunfo del director griego Yorgos Lanthimos, con el alcance artístico de sus trabajos anteriores. Olivia Colman merece todos los premios de actuación por haber logrado la esencia tragicómica de la reina Ana, quien gobernó Gran Bretaña desde sus aposentos. La reina deja la tarea de gobernar a Lady Sarah Churchill (Rachel Weisz), quien necesita que la soberana siga ayudando a su esposo Lord Marlborough (Mark Gatiss).

Abigail Hill (Emma Stone) –prima de Churchill– llega al palacio después de ser arrojada al lodo desde un carruaje e intenta ganarse a la reina de inmediato. Pronto las tres mujeres se ven involucradas en un triángulo amoroso, lo que más tarde desatará una guerra. Y mientras la corte hace actividades varias, Sarah y Abigail, queriendo la confianza de la reina, muestran su habilidad con las armas.

También hay hombres, pero no son relevantes en este mundo de mujeres. Nicholas Hoult muestra su lado gracioso como Lord Harley, un político con gusto por la moda. Su amigo Masham (Joe Alwyn) se “obsesionó sexualmente” –según Harley– con Abigail; y aunque ella solo piensa en asuntos de Estado y venganza, acuerdan una boda para devolverla a la nobleza.

Aunque Lanthimos no tiene crédito por el guion de Deborah David y el dramaturgo Tony McNamara, se siente su ingenio retorcido en cada escena. No le gusta lo convencional y lo demuestra desde los ángulos de la cámara de la cinematografa Robbie Ryan hasta la variada banda sonora.

Todo el elenco luce espectacular con el vestuario de Sandy Powell, quien se supera con una vestimenta de época que se adapta al presente. Y junto al diseño de producción de Fiona Crombia, es una película increíble en todos los sentidos.

No obstante, lo más importante de la La favorita es su intenso y obscenamente gracioso trío. Lanthimos nunca se conforma con poco. Y lo mejor de todo, nos hace preocuparnos por estas mujeres guerreras que, sin comprometer su fuerza, también muestran su vulnerabilidad y tristeza. Es una explosión creativa tan profunda como alegre.


Deja tu opinión sobre el artículo: