La voz de la igualdad

3.50

Felicity Jones brilla encarnando a la jurista Ruth Bader Ginsburg en un emotivo biopic

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 08 Apr de 2019

Mimi Leder / Felicity Jones, Armie Hammer, Justin Theroux, Kathy Bates

Una cinta feminista oportuna y pertinente acerca de todo un modelo a seguir. Cortesía Diamond


Mimi Leder, la directora de unas cintas de calidad irregular (El pacificador, Impacto profundo, Cadena de favores), regresa a la pantalla grande con un estupendo biopic, que funciona a la perfección con RBG, el documental nominado al Óscar acerca de Ruth Bader Ginsburg, la renombrada jueza de la Suprema Corte de los Estados Unidos.

Mientras que RBG se ocupa de la segunda mitad de la vida de este ícono del feminismo y de los derechos civiles, la película de Leder aborda sus años de juventud y formación. La actriz asignada para interpretar a esta mujer judía nacida en Brooklyn es la británica Felicity Jones, quien, pese a todos los pronósticos, brilla encarnando a esta obstinada y dedicada mujer.

Jones es todo carisma, encanto y fuerza en esta cinta que se inicia en 1955, con el ingreso de Ruth a la facultad de derecho de Harvard, un mundo dominado por el sexo masculino (ella era una de las cinco mujeres aceptadas en un grupo de quinientos hombres). Como si fuera poco, también debe enfrentarse a que su amado esposo y padre de su hija pequeña, el también estudiante de leyes Marty Ginsburg (un excelente Armie Hammer), es víctima de un cáncer testicular con un pronóstico muy pesimista.

Con todo ese peso sobre su espalda, Ruth logra seguir adelante: en los 60 se gradúa con honores, tiene un segundo hijo con un esposo recuperado, y trabaja como profesora de derecho civil, mientras que su media naranja se convierte en un exitoso abogado experto en impuestos.

El ascenso de Bader Ginsburg como abogada se da en los años 70, cuando su esposo descubre un caso que puede ayudarla a sentar los precedentes legales para la defensa de los derechos civiles de la mujer. Es así que junto a su esposo, los escépticos Mel Wulf (Justin Theroux en un gran papel), el líder sindical de derechos civiles norteamericanos, y la abogada y activista Dorothy Kenyon (una maravillosa Kathy Bates), Ruth emprende la cruzada por la igualdad de derechos de las mujeres estadounidense.

La cinta de Leder mantiene un ritmo constante. Está llena de emoción, gracia y sentimiento, todos sus actores dan lo mejor de sí (se destacan también Chris Mulkey, Stephen Root, Sam Waterson y Cailee Spaeny, en unos jugosos papeles) y es un trabajo pertinente y oportuno en estos tiempos de empoderamiento femenino.


Deja tu opinión sobre el artículo: