Malicious

1.50

Una cinta de terror poco original que no logra asustar y se suma a los productos mediocres que le dan un mal nombre al género

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 13 Dec de 2018

Michael Winnick / Bojana Novakovic, Josh Stewart, Delroy Lindo, Melissa Bolona

Foto cortesía de Cine Colombia


Una pareja de esposos conformada por Lisa (Bojana Novakovic) y Adam (Josh Stewart) llega a su nuevo hogar. Adam acaba de ser nombrado profesor de matemáticas en una universidad y Lisa espera la llegada de su primer bebé. La casa en la que viven oculta un oscuro secreto y una caja de la fertilidad regalada por Becky (Melissa Bolona), la hermana de Lisa, va a desencadenar una serie de fenómenos macabros y paranormales.

Malicious es una película de terror sobrenatural que genera una inevitable sensación de deja vú: en el prólogo un hombre enloquecido asesina a su esposa, hay caja misteriosa con un pasado demoníaco, un investigador paranormal (Delroy Lindo) le advierte a la pareja sobre los peligros que acechan, hay apariciones fantasmales que acosan a los esposos en el baño y un asesino desde la cárcel predice que todo terminará en muerte. Inclusive sus actores generan esa sensación (los hemos visto pero no recordamos dónde).

Cualquier fanático del terror va a encontrar en Malicious elementos extraídos de clásicos del género como El exorcista, El bebé de Rosemary, El Resplandor y Poltergeist, así como situaciones de cintas más recientes como Insidious o El Conjuro. Aunque la falta de originalidad es el menor de los problemas de Malicious Su poca efectividad a la hora de asustar, la imposibilidad de ocultar la falta de presupuesto evidenciada en los pésimos efectos especiales y una dirección de arte mediocre, sumada a un final anticlimático que defrauda, hacen de esta cinta otro producto que le da mal nombre a un género plagado de películas malas.


Deja tu opinión sobre el artículo: