Queen: una noche en Bohemia

3.50

Los verdaderos fanáticos de Queen quedarán más que agradecidos con la proyección de unos de sus primeros conciertos

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 09 Oct de 2018

Queen se luce con un concierto navideño en 1975, el regalo perfecto para un verdadero fanático de la banda de Freddie Mercury.


Como preámbulo a Bohemian Rhapsody, el esperado biopic sobre Freddie Mercury, se presenta en salas de cine uno de los primeros conciertos de la banda Queen, llevado a cabo el 25 de diciembre de 1975 en el Hammersmith Odeon de Londres, emitido por televisión en un programa especial de Navidad auspiciado por la BBC.

En ese año, Queen acababa de publicar su cuarto álbum A Night At The Opera, el cual se convertiría en todo un éxito masivo. El concierto llevado al cine incluye un minidocumental dirigido por Simon Lupton y Rhys Thomas y entrevistas a cargo de Bob Harris, en donde los miembros de la banda nos cuentan sobre sus inicios y sobre las características que llevaron a Queen a convertirse en una de las bandas de rock más importantes de todos los tiempos. También nos cuentan cómo Bohemian Rhapsody (el sencillo más popular de Queen), fue producto de un complejo proceso que llevó a que se grabara por partes y que casi no sale a la luz debido a lo extraño que era la pieza, la cual no encajaba con los formatos radiales y con los paradigmas del rock. En este concierto se presentó en vivo por primera vez, pero omiten la parte operística y la reemplazan con el tema Killer Queen.

Sobre el concierto, dirigido por Tom Corcoran (parte fundamental del mítico programa de televisión The Old Grey Whistle Test), vale la pena decir que está hecha especialmente para los verdaderos fanáticos de Queen y no al aficionado que descubrió Bohemian Rhapsody en la película Wayne’s World, ya que la mayoría del repertorio está conformado por deep cuts y no por los éxitos de la banda (Ogre Battle, White Queen, Brighton Rock, Liar, In The Lap Of The Gods son algunos de los temas
interpretados). Podrán apreciar los orígenes y las características rockeras de Queen, más cercanas a Deep Purple, Led Zeppelin y Black Sabbath que al sonido pop que asumieron en la década de los 80.

La inigualable voz de Mercury está en uno de sus puntos más álgidos, plena de energía y juventud; la complejidad de la guitarra de May se puede apreciar en sus solos; la fuerza de la batería de Roger Taylor está más que presente; y el bajo del infravalorado John Deacon está en su punto.

Queen: una noche en Bohemia es un regalo para sus seguidores y ver el concierto en pantalla gigante y con un sonido envolvente, es una experiencia casi surrealista. Es una lástima que no vendan whiskey en las confiterías de los teatros.


Deja tu opinión sobre el artículo: