The Chemical Brothers

2.50

En su noveno LP, los veteranos de la electrónica presentan una catarsis para la pista de baile

por JON DOLAN | 12 Apr de 2019

The Chemical Brothers se ponen introspectivos en su nuevo álbum.


Aplaudan a The Chemical Brothers. Los géneros y las modas vienen y van, las grandes figuras de los festivales suben y bajan. Sin embargo, Tom Rowlands y Ed Simons siguen siendo fieles a su visión. El dúo ha sobrevivido a dos nombres creados por el marketing para venderle música dance a más personas: electrónica (que ayudaron a inventar en los 90) y EDM (que han ignorado en la última década, lo cual es admirable). En Born in the Echoes de 2016 mantuvo una fórmula que le ha servido por 25 años: bombas para la pista de baile, con psicodelia y nombres importantes (en este caso estaban Q-Tip, Beck y St. Vincent). En su noveno LP se olvidan de los invitados para tomar un camino más pesado, pero también pasa por un análisis social y la angustia de esta época.

Canciones como Eve of Destruction y Mad As Hell recalcan que en los días de Trump y el Brexit hace falta paz, amor, unidad y respeto. Pero el álbum se siente como una resistencia explosiva, en especial en los tres temas que abren el disco: una serie de beats gigantescos que estallan en una narrativa que pasa de lo apocalíptico (Eve of Destruction), a lo desafiante (Bango) y termina en una promesa sin fronteras (No Geography).

En el resto del disco parece que no hubo mucho esfuerzo. No llega a ser tan emocionante como Further de 2010, ni tiene puntos altos e inolvidables como I’ll See You There de Born in the Echoes. El dúo utilizó los mismo equipos con los que creó clásicos noventeros como Exit Planet Dust y Dig Your Own Hole, y aunque Free Yourself y We’ve Got to Try son divertidas, el eco de esa grandeza ya pasó. El álbum acaba con Catch Me I’m Falling, una balada sobre las pérdidas, que demuestra que incluso cuando apenas hacen lo necesario, los Chemical Brothers pueden capturar la emoción clásica del pop mejor que cualquiera.


Deja tu opinión sobre el artículo: