Vox Lux: el precio de la fama

4.00

Una actuación espectacular interpretando a una cantante exitosa marcada por la tragedia

por PETER TRAVERS | 15 Mar de 2019

Brady Corbet / Natalie Portman, Jude Law, Raffey Cassidy, Stacy Martin, Jennifer Ehle

Natalie Portman y Raffey Cassidy en Vox Lux.


Esta película sobre la traumática infancia que formó a una diva del pop puede ser demasiado para algunas personas, pero el director no usa Vox Lux para presumir. Prepárate para ser sorprendido por Natalie Portman, quien ofrece una actuación espectacular como Celeste, una diva del rock que tiende a destruir todo en su camino, especialmente cuando está enojada.

Siempre al borde de un colapso gracias al alcohol y las drogas, la cantante nunca se apoya en nadie porque tiene todo lo que necesita; es una pequeña bomba de tiempo de talento y necesidad implacable. Te preguntas cómo este monstruo de la fama perdió la inocencia, cómo nació su estrella.

Vox Lux comienza con la Celeste de 13 años (Raffey Cassidy), quien “al comienzo estaba llena de gracia”, según el narrador. Luego es herida por un tiroteo en el colegio, lo cual la lleva a escribir un lamento musical con su hermana mayor, Eleanor (Stacy Martin). La canción la catapulta al estrellato de la noche a la mañana. Y de repente, un mánager (Jude Law) la vende al mejor postor. Desde grabaciones de videos en Los Ángeles hasta estudios en Estocolmo, la adolescente entra a un mundo para el que no está preparada.

Corbet y el cineasta Lol Crawley les dan una energía y un ritmo impresionante a las escenas de una joven en ascenso en el mundo del pop. En el presente, Portman es la Celeste adulta y Cassidy interpreta a su hija, Albertine. La cantante exagera todo, desde su acento neoyorquino hasta sus exigencias de diva, aunque se sorprende al enterarse de que unos terroristas usaron las máscaras de uno de sus videos. En una rueda de prensa, Celesta intenta en vano rechazar las preguntas sobre si su música incentiva la violencia.

El escenario es el único lugar que le queda. Allí niega la carga del título de ser una voz de luz. “No busco que la gente piense que quiero que se sienta bien”, dice. Pero, ¿quién puede sentirse así? Corbet pregunta con entusiasmo. Eso es lo que hace de Vox Lux una provocación tan explosiva; la película crea un universo donde la fama excluye la humanidad y no puedes dejar de pensar en eso.


Deja tu opinión sobre el artículo: