Wifi Ralph

3.50

La película animada de videojuegos divierte e inquieta cuando se adentra en el mundo del Internet

por DAVID FEAR | 26 Nov de 2018

/ John C. Reilly, Sarah Silverman

Sarah Silverman y John C. Reilly hacen las voces de los héroes de Wifi Ralph. Walt Disney Studios


Los escenarios son un terreno distópico y abandonado y una cosmópolis color neón, más impresionante que una noche de Tokio o la celebración de Año Nuevo en el Times Square. Todo el mundo parece ocupado en este atestado universo. Unas personas te aconsejan, otras se nota que son peligrosas y la mayoría te van a querer vender algo; son una colmena de parásitos y villanos. Algunos lo llaman el infierno, pero nosotros lo llamamos Internet.

Bienvenidos al set de los héroes de Wifi Ralph (Ralph, el Demoledor 2), una secuela que habla del aterrador mundo online. Les presentamos a los personajes: Ralph (John C. Reilly), el antiguo villano de un videojuego, sigue destruyendo edificios con sus manos para que su socio, Fix-It Felix (Jack McBrayer), limpie el desastre. Vanellope von Scheetz (Sarah Silverman) sigue ganando carreras en el juego Sugar Rush y desapareciendo esporádicamente como un glitch. Ralph se siente muy bien, está viviendo su sueño. “¿Por qué me cuestionaría sobre la vida cuando mi vida es perfecta?”, se pregunta. Por otro lado, Vanellope tiene una pequeña crisis existencial.

Ralph, en un intento por animarla, se mete en una de las carreras de Sugar Rush pero todo termina siendo un desastre. El juego colapsa y lo cierran de manera permanente. Como Vanellope no tiene a dónde ir, deciden comprar el juego en un sitio llamado “eBay” y se tienen que meter en el Internet para lograrlo. Entran a la web y ahí empiezan los problemas. Desde este punto, los directores Phil Johnston y Rich Moore encuentran el equilibrio perfecto entre una historia para toda la familia y una sátira social. Vanellope se enamora de este mundo abierto y olvida por un momento su crisis de identidad, gracias a sus aventuras al lado de la rápida y furiosa Shank (Gal Gadot). Mientras tanto, Ralph protagoniza un video viral y explora diferentes lugares junto a Yesss (la increíble Taraji P. Henson).

Luego, Vanellope es enviada a una página web de Disney, donde Marvel, Star Wars, Pixar y todos los personajes animados convergen. Incluso Stan Lee (Q.E.P.D.) hace un cameo. Todo se termina con una canción que Vanellope canta mientras mira su reflejo en el agua. Si no fuera por Shallow de Nace una estrella, la película animada hubiera ganado el premio Óscar a Mejor Canción.

Aunque los personajes no adentran en las redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram (asumimos que lo están guardando para Ralph 3), sí muestran un poco los comentarios de odio de algunos usuarios en el video de Ralph. Él mismo se desanima al ver las opiniones de la gente, lo que representa la descarga de endorfina y la recurrente depresión que caracteriza a la red. Es fácil sentir empatía con Ralph.

Wifi Ralph sigue siendo un éxito de taquilla, una continuación de su franquicia y un producto con moralejas sobre cómo resolver los problemas, encontrar una familia, hacer nuevos amigos y mantener los viejos. Pero también es una historia que nos advierte que no debemos estar mucho tiempo en Internet. Quizás nos sugiere que vayamos más a cine.


Deja tu opinión sobre el artículo: